¿Pueden los efectos espirituales de la ayahuasca ser explicados a través de la ciencia?

Por Nicole Sanguinetti, CINV

Científicos de la Universidad Autónoma de España  en el año 2016, dilucidaron a nivel cerebral el receptor involucrado en los efectos visuales de la ayahuasca. Bajo los efectos de la planta, se analizaron los cambios en las ondas cerebrales y los efectos subjetivos en sujetos voluntarios, para comprender cómo se producen algunos de los efectos psicoactivos que se han  asociado por años a la polémica ayahuasca.

No podemos olvidar el trágico suceso ocurrido en Colliguay el año 2013, cuando se descubrió que los integrantes de una secta, conocida como secta de Colliguay, liderada por Ramón Castillo Gaete o “Antares de la Luz” quemaron a un recién nacido en medio de un rito satánico. Luego de la detención de sus integrantes, se dio a conocer que el horrible acto cometido había sido llevado a cabo bajo los efectos de la ayahuasca, lo que desató una gran polémica frente a este hecho.

En las tribus amazónicas el uso de la ayahuasca está permitido, pero en Chile es considerada ilegal ya que está calificada como una droga alucinógena que puede llevar a la pérdida del control, distorsión de la realidad y estados alterados de la conciencia, en los que se observan cambios en el sentido del tiempo, des-realización, en donde el individuo se siente extraño con el mundo exterior e irreal, despersonalización, es decir, las personas se sienten extrañas con su cuerpo y con el medio ambiente, y disolución del ego. Otros efectos entre quienes la consumen destacan alucinaciones, euforia, ansiedad, taquicardia, sudoración y sinestesia, es decir, la atribución de una sensación a un sentido que no corresponde, por ejemplo: “se oye la luz” “se ven sonidos” o “se escuchan colores”, entre otros. Su abuso puede estimular delirios y psicosis en personas susceptibles, y estos síntomas pueden agravarse en quienes presentan un historial siquiátrico. Sin embargo, sus efectos no se producen de igual forma en todas las personas, ya que dependerá de las dosis ingeridas, de la susceptibilidad de cada individuo, si es que ha consumido otras drogas previamente o si, en su uso, ha mezclado dosis de ayahuasca en sinergia con otras drogas como alcohol y  marihuana, por ejemplo.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

0 Comentarios

Deje su comentario