Científicos descubren las bases genéticas del cuidado parental

Por Ana C. Abbott, CINV

El cuidado parental es fundamental en el desarrollo integral de una persona, sin embargo, es poco lo que se sabe acerca de la genética de este importante proceso. La investigación permitió concluir que es un proceso heredado genéticamente y no aprendido desde el contexto social.

Es sabido que el cuidado parental es uno de los pilares más importantes para el buen desarrollo de la salud sicológica de una persona. En el último tiempo el rol del padre ha pasado de tener una labor pasiva en la crianza a uno más activo e importante en la vida del bebé; sin embargo, aún persisten hombres que hacen caso omiso a su labor ya que la consideran un asunto de mujeres.

A raíz de esto y con el fin de entender si la forma en que uno cría a sus hijos es heredable o adquirida socialmente a través del aprendizaje, y además si existen diferencias que explican el comportamiento del padre y la madre en la crianza, el equipo del Dr. Andres Bendesky y sus colaboradores, del Instituto Médico Howard Hughes en Estados Unidos, llevó a cabo un estudio en donde se aborda la genética del cuidado parental en dos especies “hermanas” de ratones (Peromyscus polionotusP. maniculatus). La primera es una especie monógama y muy cuidadora de sus hijos, mientras que la segunda es polígama y dedica poco tiempo a la crianza. Cabe señalar que ambas especies pueden ser cruzadas entre ellas y obtener crías viables.

Los criterios evaluados por los investigadores fueron: lamer a la cría, abrazarlas y cubrirlas con el cuerpo, traerlas de vuelta cuando se alejaban del nido, y el tiempo que pasaban los padres armando un buen nido. Luego de observarlas, se determinó que los padres de la especie monógama eran más constantes en prácticamente todas estas actividades mencionadas anteriormente con la excepción  de ir a buscar a las crías, ya que los padres polígamos ocupaban más tiempo trayendo a las crías de vuelta cuando  estas se alejaban. También se determinó que el nivel de cuidado de los machos de la especie monógama estaba a la par con las madres de la otra especie.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

0 Comentarios

Deje su comentario