‘Ciencia al tiro’: el arte de lo entrete

En la serie -disponible en video y libro- participan dos niños de escuelas de bajos recursos de Valpo.

Por Guillermo Ávila N.

Tres chicos. Varias historias donde la ciencia la lleva, entretiene y gusta. Que además está impresa y filmada. Porteñísima: un recorrido por las calles de Valparaíso, sus ascensores o calles empinadas de la mano de los experimentos in situ.

Como por ejemplo, que un trolebús contamina muchísimo menos que una micro gracias a su motor eléctrico y la falta de filtro. O todo lo que ocurre con los sistemas de acuaponía, la fabricación de brújulas, de termómetros y la producción de biogás, entre otros proyectos.

Y eso es lo que debaten -y comprueban- con pruebas y entrevistas a entendidos esos tres personajes, Cata, Yury y Joaco, quienes dan vida a la serie audiovisual “La alegría de la ciencia” que consta de 10 diez videos cortos (seis minutos y medio) de los talleres más populares del también libro.

Estos tres personajes, en realidad, son dos escolares: Yury Durán y Giácomo Silva, ambos de la Escuela Básica Pacífico, ubicada en Playa Ancha alto. A ellos se suma la estudiante de doctorado en Neurociencia, María Fernanda Palomino, la Cata, que resume su participación como una bonita experiencia. “Compartir con los niños, trabajar ‘Ciencia al Tiro’ es bacán”.

Precisamente el programa “Ciencia al Tiro” lo creó Kathleen Whitlock, investigadora del Centro Interdisciplinario de Neurociencia (CINV) de la Universidad de Valparaíso (UV) y profesora de origen estadounidense, en 2008 junto a un puñado de estudiantes de doctorado, quienes comenzaron a implementar didácticos talleres de ciencia para niños y niñas de las escuelas más pobres de los cerros.

Al respecto, Kathleen Whitlock o Kate como cariñosamente le dicen, oriunda de Nueva York, señaló a La Estrella que su idea, ya en 2006 cuando se empapó de la realidad porteña, fue “ir en contra del estereotipo de la ciencia cuadrada y fome, porque es linda: la base de todos lo que hacemos. Crear la chispa en el niño”.

Además Whitlock, durante el lanzamiento del proyecto “La Alegría de la Ciencia” -gracias al Centro Interdisciplinario de Valparaíso y Conicyt, a través de su programa Explora- en el Parque Cultural Cerro Cárcel, puso anhelos, ayer. “Queremos difundir los videos y el libro en otras escuelas de la zona y ojalá el país. También en televisión, probablemente en UCV Televisión”.

La serie -que cuenta con el apoyo y divulgación de la UV- también contó con la participaron de destacados académicos, como es el caso de Aldo Valle, rector de la Universidad de Valparaíso, en el capítulo “Motor Simple: Para ponerse las pilas”, y del doctor John Ewer, investigador del CINV, en el taller “El termómetro: Caliente, caliente como el agua ardiente”.

Lee la nota original en LA ESTRELLA VALPARAÍSO

0 Comentarios

Deje su comentario