Editorial del Mercurio de Valparaíso destaca al #CINV como centro de investigación con la masa crítica necesaria para convertir Valparaíso en un polo de desarrollo científico y tecnológico

Valparaíso, región del conocimiento

Visita de grupo profesional a Europa resulta inspiradora para el desarrollo científico local.

Un grupo de 21 profesionales de la región estudió en profundidad en Europa el funcionamiento de centros de innovación, emprendimiento y tecnología aplicada en España, Portugal, Francia y Holanda. La iniciativa fue auspiciada por el Programa Regional de Investigación Científica y Tecnológica de Conicyt y financiada por Gobierno Regional de Valparaíso.

Fuera del conocimiento de las experiencias innovadoras del viejo continente, la visita de los profesionales ha resultado inspiradora, pues llama a replicar el trabajo que allí se desarrolla.

David Rojas, ingeniero civil industrial, director de Innovación de Inacap Valparaíso, quien participó en la visita expresó que “tenemos potencial. Nos falta un trabajo intensivo con otros centros y mayor apoyo”.

La idea central es llegar a convertir a Valparaíso en la Región del conocimiento y de las tecnologías aplicadas, tal ocurre en los centros que el grupo estudió en Europa.

Como lo destaca Rojas, tenemos el potencial, la masa crítica que se traduce en universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica. Y tenemos historia con precursoras investigaciones y aplicación del conocimiento como los trabajos de la antigua Estación de Biología Marina de la Universidad de Chile, en Montemar; los estudios sobre energía solar en la Universidad Santa María y el pionero desarrollo de la televisión en la Universidad Católica de Valparaíso, entre otros aspectos. Y mirando al futuro, entre muchas iniciativas, está el proyecto del Centro de Neurociencia.

Lo señalado es un activo valioso, pero falta, como también lo dice el representante de Inacap, un trabajo conjunto intensivo y un mayor apoyo. Agrega que “esperamos posicionarnos a breve plazo con proyectos vinculados a otras instituciones y centros de investigación, a fin de potenciar el desarrollo regional”.

En esa dirección hay amplio espacio para la integración, derrotando celos y dogmatismos, entre instituciones de educación superior, organismos públicos y del sector privado. Para este último, conocimiento y tecnologías aplicadas son básicas en su crecimiento y competitividad.

Sin embargo, en medio de estos propósitos aparecen algunas sombras como la disminución, en el Presupuesto 2018, de un 25% en los recursos destinados al Fondo Nacional de Ciencia y Tecnología, Fondecyt, “columna vertebral de la ciencia en nuestro país”, según expresan los presidentes de cinco importantes sociedades científicas.

Y este punto se relaciona con lo afirmado por el profesor Rojas, cuando alude a la necesidad de mayor apoyo, aspecto básico para avanzar en la ruta del conocimiento y las tecnologías aplicadas, materia que debería asumirse responsablemente en la propuesta presupuestaria.

Lee la Editorial en EL MERCURIO DE VALPARAÍSO

0 Comentarios

Deje su comentario