Junto a la Ministra de Cultura, el CINV lanzó libro “Refugio de Científicos”

Publicación recoge tres siglos de historia de edificio patrimonial situado en Barrio La Matriz, que albergará a especialistas del Centro Interdisciplinario de Neurociencia (CINV) de la Universidad de Valparaíso.

 

 Mira las fotos del Lanzamiento aquí 

El Mercurio:  Ministra de Cultura lanzó Libro Refugio de Científicos 

El Mercurio de Valparaíso: Lanzan libro que cuenta los tres siglos de de historia del Edifico Severín

La Voz de Valpo: Lanzan libro que recoge tres siglos de historia de patrimonial inmueble del barrio La Matriz

“Refugio de Científicos”, libro que recoge los casi tres siglos de historia del inmueble donde sesionó el primer Congreso Bicameral de Chile en Valparaíso, será lanzado el próximo 11 de junio en la Ciudad Puerto, con la presencia de la ministra de Cultura, Claudia Barattini, junto a los Premios Nacionales: Ramón Latorre (Ciencias), Agustín Squella (Humanidades) y Eduardo Cavieres (Historia).

El edificio, instalado a un costado de la Iglesia La Matriz, en plena zona patrimonial porteña, acogerá a los investigadores del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, “constituyendo la piedra angular de una iniciativa que busca posicionar a la ciudad como un polo de desarrollo científico”, según palabras de Juan Carlos García, gerente del CINV.

La restauración del espacio contempla recuperar la fachada original de la construcción y devolverle vida a este espacio que fue consumido por las llamas en el año 2004, quedando en total abandono.

“Al interior del inmueble existirán instalaciones de alta tecnología, laboratorios y espacios que buscan convertir al CINV en uno de los centros de investigación en neurociencia de excelencia a nivel mundial”, explica Juan Carlos García.

Por su parte, el Dr. Ramón Latorre, Premio Nacional de Ciencias y director del CINV, señala que la presentación del libro constituye una acción relevante en este proceso de recuperación de un barrio fundacional de Valparaíso para el servicio de la ciencia y toda la comunidad.

“Creemos que este proyecto expresa nuestro esfuerzo por situar a Valparaíso como un faro de la ciencia, lo que se suma a la recuperación de un barrio histórico de Valparaíso, y que aporta directamente en el desarrollo económico, social y turístico de la ciudad”, agrega.

En tanto, Juan Carlos García asegura estar convencido de que “esta nueva infraestructura tendrá un impacto importante para la Región”.

 

Valparaíso, faro de la ciencia

Valparaíso, 1768. Expulsión de los jesuitas de Chile

La publicación rescata la centenaria historia del inmueble, desde sus orígenes en el Siglo XVIII como un templo jesuita; su condición de sede legislativa en 1828; el funcionamiento del retén Santo Domingo de Carabineros a finales del Siglo XIX; y los daños ocasionados por diversos desastres naturales e incendios que han afectado sus cimientos desde 1905 a la fecha. 

“Este libro trata de la historia del hoy llamado Edificio Severín y nos lleva de la mano a lo largo de su curioso y apasionante pasado tan lleno de fuego y movimientos telúricos. Este recorrido demuestra que se puede vivir de los sueños y que sólo ellos son capaces de recuperar los espacios más preciados de nuestro querido puerto, de nuestro patrimonio, para la ciencia, las humanidades y el arte”, destaca el Dr. Latorre, en el prólogo del libro.

El edificio Severín es parte de los hitos fundacionales de la Ciudad Puerto, desde sus orígenes en el Siglo XVI, de la mano de Nuestra Señora de las Mercedes y los asaltos del más famoso corsario de la época moderna, sir Francis Drake. Los vestigios de agustinos, jesuitas, mercedarios y franciscanos darían, luego, paso a los albores de nuestra democracia en el Barrio La Matriz, en el Siglo XIX, a una comisaría y al abandono total como consecuencia de incendios y terremotos.

Grabados originales de modelos de animales utilizados para la investigación del CINV

Latorre valora que el afán de este grupo de neurobiólogos es recuperar en todo su esplendor la belleza que todavía encierra el Barrio Puerto, el Puerto Viejo, el Puerto de Neruda. “Y qué mejor que clavar en este barrio un lugar de investigación científica, en donde nuevamente se sienta el ronroneo de los cerebros, como quizás se escuchó cuando el convento de los jesuitas dio cobijo al padre de la ciencia chilena, el abate Molina”.

“Sin embargo, a diferencia de la apresurada partida del abate, este centro pretende quedarse como un faro, proyectando conocimiento al futuro y llevando la ciencia a todos nuestros ciudadanos”, culmina en su prólogo el director del CINV

 El texto también hace un repaso de los orígenes de las investigaciones científicas en la Región, a partir del laboratorio de Fisiología Celular Montemar, en el que participó Ramón Latorre, y que constituye un paso inicial al proyecto que hoy espera situar a Valparaíso en la órbita del desarrollo científico a nivel global.

 

 

 

0 Comentarios

Deje su comentario