Investigadora taiwanesa se radicó en Valparaíso para estudiar el cerebro

La doctora Chiayu Chiu, premiada a nivel mundial en el “CINV-Max Planck”, estudiará los misterios de la comunicación neuronal que origina acciones y conductas

Nació en Taiwán, vivió más de tres décadas en Estados Unidos y ahora, se instaló en Valparaíso, para seguir adelante con su sueño: entender el funcionamiento del cerebro y cómo se conectan las neuronas, para generar diversas acciones y conductas en nosotros. Se trata de Chiayu Chiu, ganadora del primer concurso internacional impulsado por el Instituto Milenio, Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, CINV, junto a la Sociedad Max Planck, de Alemania.

Casada con un científico chileno y madre de dos hijos, la científica de 43 años dejó la Universidad de Yale a fines del 2016, para radicarse en la ciudad porteña y dedicarse por completo a sus investigaciones. En los laboratorios de CINV, la Dra. Chiayu Chiu cuenta con la tecnología y un equipo humano que la apoya en esta misión, para la cual dispone de 150 mil dólares anuales, durante 5 años. Esto, en una modalidad de trabajo pionera en Chile, fomentada por CINV y los Institutos Max Planck, entidad europea que ha dado origen a 18 Premios Nobel en el mundo.

Para el Dr. Ramón Latorre, Premio Nacional de Ciencias y director de CINV, la presencia de la ganadora es un hecho relevante. “Por primera vez en Chile, y gracias a este concurso, se está implementando un modelo inédito de desarrollo científico en los más jóvenes, usando la misma estrategia que ocupan instituciones tan importantes en el mundo como la Sociedad Max Planck, nuestros socios. Y desde Valparaíso, estamos apostando por entregar libertad, creatividad y recursos a los mejores talentos científicos. Por tanto, es un gran orgullo contar la presencia de Chiayu en nuestro centro, esperando que pueda tener una extraordinaria experiencia, trabajando con pasión y espíritu libre en la generación de ciencia de excelencia”.

La investigadora también expresa su entusiasmo por el nuevo desafío. “Estoy motivada, no sólo por el prestigio de los Institutos Max Planck, sino por la calidad y orientación del CINV, donde puedo realizar mi investigación desde múltiples enfoques, como biofísica, biología molecular, computación y biología del desarrollo, junto a un excelente grupo humano y profesional que desde ya me está respaldando”.

Neuronas en Valpo

Chiayu llegó al país con su familia y un cúmulo de conocimientos e inquietudes. “Me interesa comprender cómo se comunica el sistema nervioso central para generar conductas, y poder interrogar a las neuronas con el objetivo de saber cómo interactúan y conversan entre ellas”, señala. Así, actos tan mecánicos como tomar un lápiz, levantar un brazo o responder a una pregunta, tienen un origen complejo en las sinapsis, mecanismos que interesan profundamente a Chiayu.

“Quiero entender cómo las experiencias diarias nos generan comportamiento, más que una patología en sí misma. Y también, conocer aspectos acerca de cómo el cerebro controla todo lo que hacemos”, señala. Sin embargo, sus estudios, también podrían ser base para entender enfermedades y crear en el futuro mejores tratamientos para condiciones como epilepsia, esquizofrenia y autismo.

Lee el artículo original en LA ESTRELLA DE VALPARAÍSO

0 Comentarios

Deje su comentario