Evidencia científica demuestra que cerebro de la mujer cambia de tamaño durante ciclo menstrual

Por Ann Iturra/CINV

Científicos del Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences de Leipzig, demostraron que a medida que aumentan los niveles de estrógeno en las mujeres durante el periodo menstrual, el volumen del hipocampo aumenta. Si bien éste es un estudio preliminar, sus hallazgos abren un amplio campo de investigación respecto a la capacidad del cerebro humano para adaptarse al medio ambiente y también sobre la influencia de las fluctuaciones fisiológicas sutiles de los estrógenos, en la conectividad cerebral de las mujeres y cómo esto podría relacionarse con alteraciones en su salud mental.

Es bastante cotidiano escuchar lo cambiante que suele ser el humor en las mujeres. Aparentemente, esto no estaría tan lejos de la realidad de acuerdo al equipo del Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences de Leipzig, Alemania, quienes demostraron que a medida que varían los niveles de estrógeno en las mujeres durante el periodo menstrual, el volumen del hipocampo -un área del cerebro que es crucial para la memoria, el estado de ánimo y las emociones- también varía.

Aunque ya se sabe desde hace algún tiempo que el cerebro tiende a cambiar de forma plástica como mecanismo de adaptación, lo interesante de esta investigación fue que resultó en un descubrimiento sorprendente: El cerebro no sólo es capaz de adaptarse a condiciones cambiantes en el largo plazo, sino que también puede hacerlo mes a mes. Cada mes, las mujeres experimentan la subida y bajada de hormonas durante su ciclo menstrual, es así como estas variaciones parecen cambiar la estructura del cerebro con asombrosa regularidad.

Estudios previos con animales de experimentación, ya habían señalado la existencia de fluctuaciones sutiles en la estructura del hipocampo que van de la mano de las variaciones en los niveles de estrógeno, la hormona sexual femenina. Asimismo, se sabe que existen anomalías hipocampales en varias patologías neuropsiquiátricas, las que a su vez tienden a manifestarse de manera diferente entre hombres y mujeres. No obstante, el potencial impacto de las sutiles fluctuaciones hormonales sexuales en la estructura del hipocampo humano, no estaba claro hasta el estudio de este grupo de científicos.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

0 Comentarios

Deje su comentario