Editorial del Mercurio Valparaíso destaca opinión de Ramón Latorre sobre encuesta CONICYT

Visiones regionales frente a la ciencia
Premio Nacional Ramón Latorre destaca la cultura del conocimiento como arma para salir del subdesarrollo. Encuesta nacional sobre ciencia y tecnología revela que en nuestra región el 44% de los entrevistados valora la importancia de la ciencia, pero sólo un 4,6% ve esa materia como prioritaria en la inversión pública.

“Los gobiernos no han tomado conciencia de que laúnica manera de hacer progresar un país es tener una cultura del conocimiento”. Afirmación del director del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, Ramón Latorre, al analizar los resultados de una encuesta realizada por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) destinada a medir la percepción acerca de ciencia y tecnología en el país. Concluye Latorre, Premio Nacional de Ciencias Naturales 2002, que “mientras eso no pase, vamos a seguir siendo un país subdesarrollado”.

Y tiene toda la razón pues los avances sociales, culturales y económicos aparecen exclusivamente en aquellos países donde se cruzan las fronteras del conocimiento y la ciencia es una inquietud compartida por toda la comunidad.

La encuesta realizada por Conicyt precisamente analiza las inquietudes sobre la materia a través de una consulta a 7.637 personas a lo largo del país, 750 de Valparaíso.

Los resultados son interesantes en la Región donde el 44% valora la importancia de la ciencia, pero sólo un 4,6% ve esa materia como prioritaria en la inversión pública. En el estudio, como en otros, se prioriza el gasto en educación, seguridad y salud.

Más allá de esas prioridades que tocan la vida diaria de la personas, los entrevistados reconocen la importancia de la tecnología, 77,1%, y de la ciencia, 68,2%. Pero profundizando se llega a que esos intereses no se reflejan en actividades concretas en los últimos 12 meses. Sólo un 17,5% habría visitado un laboratorio y un 24,5% un museo. El mismo sondeo indica algo que salta a la vista: son numéricamente muy superiores las visitas a los centros comerciales, 86,6%, o al cine, 47,1%.

Sin embargo las cifras, al menos de interés por la ciencia y la tecnología de la Región, son mayores a la media nacional. Ello puede explicarse en la condición de gran polo universitario de la zona, donde la educación superior se ocupa la ciencia como quehacer prioritario y tradicional. Un solo hecho: las precursoras investigaciones sobre usos de la energía solar en los años 50 del siglo pasado en la Universidad Técnica Federico Santa María.

Pero el tema de la ciencia y la investigación no puede quedar confinado sólo a la universidad debe partir desde la educación básica y media como contenido transversal en los programas docentes.

Así, el niño interesado y el adolescente motivado tendrán inquietudes que se expresarán en investigación, creación e innovación como parte de su formación. Y esa energía, desde la base, es la que hay que desarrollar, cultivar y canalizar, tarea donde la Universidad tiene un rol proyectando hacia el medio en general el quehacer científico de sus claustros.

Lee la Editorial en MERCURIO VALPARAÍSO

0 Comentarios

Deje su comentario