Controversia por futuro laboral de científicos en Chile – Centro de Neurociencia Valparaíso

Controversia por futuro laboral de científicos en Chile

Compartir

Tomás Perez Acle en La Tercera, 13 de Abril, página 59

Por Carlos González

Investigador asegura que la mayoría de los becados que retornarán al país este año no tendrán empleo. En Conicyt no coinciden con este diagnóstico.

“Voy a participar en la mar­cha que aquí se organice”, dice, desde Paraguay, Tomás Pérez-Acle, investigador del Instituto Milenio Centro ln­terdisciplinario de Neuro­ciencia de la U. de Valparaí­so. Este sábado los científicos de todo el mundo mancharán por sus reivindicaciones y este biólogo computacional dice que en Chile hay mu­chas razones para hacerlo. Advierte que este año retor­narán al país unos 1.840 be­cados en el extranjero, pero asegura que solo hay cupos para 60 de ellos.

“Si bien existen programas de inserción de doctorados formados en el extranjero, tanto en la academia así como en la industria, estos programas están lejos de ab­sorber a la gran masa de ca­pital humano de excelencia que hemos formado en el exterior”, señala.

En la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) no coinciden con este diagnóstico. Señalan que hoy existe un universo de 1.805 per­sonas que están realizando un magíster o doctorado de Becas Chile, los que se encuentran en distintos períodos de su formación.  “Esto indica que no todos debieran volver en el mismo momento”, dicen.

Asimismo, recuerdan que según un informe del Minis­terio de Hacienda, el desem­pleo en este programa fue solo de un 6%. “Conicyt no está ajeno a las necesidades de nuestros investigadores y ha realizado esfuerzos per­manentes en esta línea, con concursos como Instalación en la Academia”, señalan. A lo anterior, suman que desde 2017 existe la facilidad para extender la estadía en el exterior de 1 a 2 años en ma­gíster y de 2 a 4 años en los doctorados. Pero Pérez-Acle dice que el remedio es peor que la enfermedad, porque entre más años pasen en el exterior, formarán redes y no querrán volver a Chile.

Marcha

La “Marcha por la ciencia y el conocimiento”, que se reali­zará este sábado en el país, es parte de un movimiento que nació en EE.UU. contra las políticas de Donald Trump, pero hoy sirve de plataforma para que cada país levante sus propias demandas en el área y conseguir el apoyo de la ciudadanía.

Según la Asociación Nacional de Investigadores en Postgrado (ANIP), uno de los 18 organizadores del even­to, la manifestación se desarrollará en diferentes puntos del país. En Santiago se iniciará en el frontis del Mu­seo Nacional de Bellas Artes a las 15:30 horas y el recorri­do finalizará en la Plaza de la Constitución frente al Pala­cio de La Moneda.

Alexis Kalergis, investigador del instituto Milenio en Inmunología e lnmunotera­pia, dice que “es una muy buena señal que esta activi­dad, masificada desde el año 2017, a propósito de los recor­tes presupuestarios en ciencia en EE.UU., esté tomando un perfil permanente”.

Desde el Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica, BNI , su director, Andrés Cou­ve, plantea que la ciencia está pasando por un “mo­mento incierto” en Chile y es necesario una señal, en particular al gobierno. “La marcha va a estar enfocada en algunos aspectos como la institucionalidad, la descentralización, la equidad de gé­nero, el contrato justo de los trabajadores que participan y la vinculación con el sistema educacional.

Para Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencias e investigadora de BNI, Chile necesita una nueva institu­cionalidad y advierte que el futuro ministro de Ciencia debe tener “peso político”. Asimismo, dice que se necesita de más recursos para el sector. “Vamos a perder a toda una generación de cien­tíficos que, con dinero de to­dos los chilenos, hemos mandado al extranjero a formar­se profesionalmente y cuya mayoría quiere volver a trabajar en Chile, pero no encuentra dónde hacerlo”.

Lee este artículo en LA TERCERA

 

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube