Noticias

Depresión en adolescentes: ¿un tema de género o de la edad?

Por Camila Gonzalez Arancibia / CINV

Es muy común pensar que estas actitudes tienen que ver con los cambios hormonales y que, por esta razón, la depresión es más común entre mujeres que en hombres, ya que estas entran a la pubertad antes que los varones; que las niñas son “alaracas” o “andan sensibles”, o que los niños no deben demostrar emociones libremente porque “no es de hombre”.

Según la Organización Mundial de la Salud, Chile es uno de los países que lidera el ranking mundial en depresión, con un 17,5% de la población que padece esta enfermedad, correspondiendo a un 7% a los adolescentes, y es uno de los países en el que la tasa de suicidio de niños y adolescentes no deja de crecer. Es por esto que hoy en día cada vez preocupa más la alta frecuencia con que se observan adolescentes con signos de depresión, o de lleno, atendiendo a constante terapia psicológica cuando deberían estar gozando de los mejores años de sus vidas. Problemas para relacionarse con sus pares, sensación de no ser comprendidos, la presión de los estudios y el rendimiento académico, parecen ser algunas de las razones por las que cada vez se ven más jóvenes sumergiéndose en si mismos sin poder – o saber – comunicarse con los demás para pedir ayuda o simplemente para desahogarse.

Es muy común pensar que estas actitudes tienen que ver con los cambios hormonales y que, por esta razón, la depresión es más común entre mujeres que en hombres, ya que estas entran a la pubertad antes que los varones; que las niñas son “alaracas” o “andan sensibles”, o que los niños no deben demostrar emociones libremente porque “no es de hombre”. Ante esta diferencia, es que un grupo de profesionales de la salud de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, se propuso estudiar si es que efectivamente existe un nexo entre la depresión adolescente y el género, en donde principalmente se enfocaron en ampliar la información sobre cuándo ocurre la aparición de los primeros episodios depresivos durante la adolescencia.

En este estudio, en donde se tomó información de más de 100.000 adolescentes de ambos sexos entre los 12 y 17 años de edad, en donde el 14% de los jóvenes presentaban algún tipo de depresión, la más comúnmente observada era la denominada como “primer episodio depresivo reciente”, la cual se diferencia de la depresión persistente y de la remitida, y esta, a su vez tenía una mayor incidencia en chicas de 15 años, correspondiendo al 13,2% versus 4,4% en los varones, mientras que en estos últimos se hacía más presente a los 17 años de edad, alcanzando el 4,9%. No solo eso, si no que la tendencia entregada por los datos era que las jóvenes de todas las edades estudiadas presentaban siempre más casos de primeros episodios depresivos que los chicos, sin embargo, esta tendía a disminuir al ir creciendo, esto es, hacia los 17 años, mientras que en los chicos se observaba una incidencia de iba aumentando con la edad, pero siempre en una menor cifra comparada con las adolescentes.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

Leer más...

Documental científico explica la importancia de la jibia en el avance de la neurociencia en Chile

“Montemar, Laberintos de la Memoria” se estrena hoy, domingo, en TV abierta

La cinta rescata epopeya de la investigación científica nacional: la jibia de la corriente de Humboldt, con testimonios y registros de los últimos 50 años. Bajo la dirección de Gonzalo Argandoña, el documental –impulsado por el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, CINV– se transmitirá a las 19 horas, en el espacio “Vamos a eso”, de UCV Televisión.

“Montemar, Laberintos de la Memoria”, documental que rescata una epopeya de la investigación científica en Chile y que tuvo lugar en la Región de Valparaíso, se estrena por televisión abierta, este domingo 26 de agosto, a las 19 horas, en el espacio “Vamos a eso”, de UCV Televisión.

La cinta revive un hito de la ciencia nacional y mundial, desarrollado por investigadores chilenos del Laboratorio de Fisiología Celular de Montemar–, al utilizar los nervios del calamar gigante: la jibia de la corriente de Humboldt. Sus resultados permitieron lograr avances en el área de la neurociencia, constituyendo además el nacimiento de la biofísica en Chile.

El documental fue producido por el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, CINV, y realizado por Cábala Producciones, bajo la dirección de Gonzalo Argandoña. Contó, además, con el financiamiento de la Iniciativa Científica Milenio del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, con el objetivo de acercar a la sociedad los hallazgos obtenidos en el mítico laboratorio ubicado en el borde costero que une Reñaca y Concón.

Jibia de la corriente de Humboldt

“Venimos siguiendo este proyecto hace más de diez años y hemos utilizado material de archivo de los años ’60 o ‘70. Poder hacer este documental, en este sentido, es una oportunidad para sintetizar 50 años de investigaciones y hallazgos. Por tanto, representa un hito para el rescate de la historia de la ciencia en Chile y es un esfuerzo por derribar la barrera de la ciencia más tradicional con un documental que también toca la memoria, grandes historias de vida y la política”, valora Argandoña.

Para el Dr. Ramón Latorre, Premio Nacional de Ciencias, director del CINV, y uno de los protagonista de la cinta, este documental constituye un importante rescate histórico de la ciencia, que permitirá poner en valor la historia y dar un impulso para revivir el Laboratorio y la innovación en nuestro país. “No existe ningún país desarrollado en el que el conocimiento aplicado no tenga una contrapartida en ciencia básica. Hacer innovación sin la base científica es imposible. Es donde se levanta la capacidad de pensar mejor”.

Para Juan Carlos García, director ejecutivo del CINV, el estreno del documental en televisión abierta es hecho que permite expandir el quehacer científico a la sociedad y potenciar el desarrollo de esta actividad en la Región de Valparaíso y en Chile. “Para nuestro Centro, este estreno constituye un hito en el rescate de la historia, pero también como un símbolo de que, a futuro, la ciencia puede dar un impulso clave para el desarrollo de Valparaíso”.

Impulso a la innovación

En el Laboratorio de Montemar, ubicado en el borde costero de Reñaca, nació la biofísica chilena en la década de los ’60, gracias al trabajo de diez científicos, entre ellos el director del CINV, Dr. Ramón Latorre. De ese lugar, además, surgieron tres Premios Nacionales de Ciencias y dos miembros de la Academia de Ciencia de Estados Unidos.

En Montemar, los investigadores estudiaron el sistema nervioso de la jibia, aprovechando condiciones naturales únicas a nivel mundial, haciendo fisiología celular al más alto nivel. El análisis del cambio de las mareas de la costa y de los axones de la jibia, un calamar gigante, permitieron hallazgos trascendentales y fundacionales para la actividad en nuestro país.

La jibia, de nombre técnico Dosidicus gigas, es el paraíso del neurocientífico moderno. Tiene un axón (la prolongación celular que permite la comunicación entre las neuronas) tan grande que puede llegar a tener un milímetro de diámetro: un gigante al lado de los axones de mamífero, de no más de 20 micrones (0,001 milímetro). Gracias a esas dimensiones, la jibia fue durante años una superestrella internacional, adorada por fisiólogos de todo el mundo.

Trabajo audiovisual

La producción del documental recoge más de diez años de entrevistas y testimonios, y archivos audiovisuales con data de más de 50 años, obtenidos del registro del laboratorio. Gonzalo Argandoña explica que la producción combinó archivos en distintos formatos, desde el Súper 8 hasta la tecnología Full HD, en imágenes aéreas captadas por drones.

“Hay una diversidad de texturas audiovisuales integradas en el relato, sumado a cámaras aéreas y marinas. Esta diversidad de recursos audiovisuales enriquecieron el documental y conforman un relato atractivo”, precisó el realizador, quien destacó el trabajo de un equipo especializado en producción y montaje de largometrajes científicos.

“Este documental integra una mirada de protagonistas que también estuvieron insertos en un contexto social. Sin duda, contamos una historia que constituye una épica de la ciencia en Chile y de la historia reciente de nuestro país. Esperamos contribuir a generar conciencia sobre esta epopeya, que creemos que puede interesar tanto en Chile como a nivel internacional”, concluye Argandoña.

(Por: Luis Francisco Sandoval y Carolina Todorovic. Agencia Inés Llambías Comunicaciones).

Lee la nota original en EL MOSTRADOR

Leer más...

Hallan cómo analizar reacciones de arañas del rincón a olores y crear un repelente

Científicos chilenos del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), dirigidos por el fisiólogo Oliver Schmachtenberg, diseñaron un sistema para analizar la conducta que tienen las arañas de rincón frente a olores naturales y sintéticos. Esto, con el objetivo de desarrollar un eficaz repelente contra la especie que no tendría efectos nocivos en el ser humano.

“Se conoce muy poco sobre el sistema olfatorio de estos artrópodos. Sin embargo, más de los 46 mil tipos existentes tienen comportamientos que pueden ser definidos como capacidad olfatoria, permitiendo detectar así olores relacionados con presas, depredadores, congéneres o con el ambiente en general. Si identificamos una sustancia que no les guste, podríamos crear un repelente que las ahuyente de las casas”, explicó Schmachtenberg a este medio.

La investigación

Este tipo de arácnido, según los investigadores, representa un problema de salud pública por su magnitud, prevalencia e impacto social. Sin embargo, este proyecto no busca eliminarlas, ya que contribuyen al control de determinadas plagas como las cucarachas y los zancudos.

“La mordedura de la araña de rincón provoca daños en el tejido humano e incluso puede ser letal, sobretodo en niños, razón por la que investigamos el tema”, explicó el fisiólogo de la Universidad de Valparaíso.

De acuerdo a los resultados del estudio, recientemente publicados en la revista “Journal of Medical Entomology” de la Academia de Oxford, las arañas no respondieron significativamente a olores artificiales y sintéticos, pero sí hubo una respuesta clara, por parte de los machos, a olores relacionados con la detección de las hembras. También se descubrió que los arácnidos no presentaron mayor interés a los aromas naturales como las plantas, ser vivo que muchas veces se utiliza para combatir la presencia de los arácnidos.

Schmachtenberg es enfático en señalar que actualmente no existen repelentes en el mercado nacional, sino venenos que no son muy eficientes, ya que dejan rastro en los lugares donde son aplicados e, incluso, pueden ser tóxicos para los seres humanos.

Lee esta nota en tu diario local

MERCURIO CALAMA

AUSTRAL DE VALDIVIA

Leer más...

El documental “Montemar se exhibirá el domingo a las 19:00 en el espacio de documentales llamado “Vamos a eso” en UCVTV

La cinta  rescata epopeya de la investigación científica nacional: la jibia de la corriente de Humboldt,  con testimonios y registros de los últimos 50 años.

“Montemar, Laberintos de la Memoria”, documental que rescata una epopeya de la investigación científica en Chile y que tuvo lugar en la Región de Valparaíso, se estrena por televisión abierta, este domingo 26 de agosto, a las 19 horas, en el espacio “Vamos a eso”, de UCV Televisión.  
 
La cinta revive un hito de la ciencia nacional y mundial, desarrollado por investigadores chilenos del Laboratorio de Fisiología Celular de Montemar–, al utilizar los nervios del calamar gigante: la jibia de la corriente de Humboldt. Sus resultados permitieron lograr avances en el área de la neurociencia, constituyendo además el nacimiento de la biofísica en Chile. 
 
El documental fue producido por el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, CINV,  y realizado por Cábala Producciones, bajo la dirección de Gonzalo Argandoña. Contó, además, con el financiamiento de la Iniciativa Científica Milenio del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, con el objetivo de acercar a la sociedad los hallazgos obtenidos en el mítico laboratorio ubicado en el borde costero que une Reñaca y Concón.
 
“Venimos siguiendo este proyecto hace más de diez años y hemos utilizado material de archivo de los años ’60 o ‘70. Poder hacer este documental, en este sentido, es una oportunidad para sintetizar 50 años de investigaciones y hallazgos. Por tanto, representa un hito para el rescate de la historia de la ciencia en Chile y es un esfuerzo por derribar la barrera de la ciencia más tradicional con un documental que también toca la memoria, grandes historias de vida y la política”, valora Argandoña.
 
Para el Dr. Ramón Latorre, Premio Nacional de Ciencias, director del CINV,  y uno de los protagonista de la cinta, este documental constituye un importante rescate histórico de la ciencia, que permitirá poner en valor la historia y dar un impulso para revivir el Laboratorio y la innovación en nuestro país. “No existe ningún país desarrollado en el que el conocimiento aplicado no tenga una contrapartida en ciencia básica. Hacer innovación sin la base científica es imposible. Es donde se levanta la capacidad de pensar mejor”.
 
Para Juan Carlos García, director ejecutivo del CINV, el estreno del documental en televisión abierta es hecho que permite expandir el quehacer científico a la sociedad y potenciar el desarrollo de esta actividad en la Región de Valparaíso y en Chile. “Para nuestro Centro, este estreno constituye un hito en el rescate de la historia, pero también como un símbolo de que, a futuro, la ciencia puede dar un impulso clave para el desarrollo de Valparaíso”.
 
Impulso a la innovación
En el Laboratorio de Montemar, ubicado en el borde costero de Reñaca, nació la biofísica chilena en la década de los ’60, gracias al trabajo de diez científicos, entre ellos el director del CINV, Dr. Ramón Latorre. De ese lugar, además, surgieron tres Premios Nacionales de Ciencias y dos miembros de la Academia de Ciencia de Estados Unidos.
 
En Montemar, los investigadores estudiaron el sistema nervioso de la jibia, aprovechando condiciones naturales únicas a nivel mundial, haciendo fisiología celular al más alto nivel. El análisis del cambio de las mareas de la costa y de los axones de la jibia, un calamar gigante, permitieron hallazgos trascendentales y fundacionales para la actividad en nuestro país.
 
 La jibia, de nombre técnico Dosidicus gigas, es el paraíso del neurocientífico moderno. Tiene un axón (la prolongación celular que permite la comunicación entre las neuronas) tan grande que puede llegar a tener un milímetro de diámetro: un gigante al lado de los axones de mamífero, de no más de 20 micrones (0,001 milímetro). Gracias a esas dimensiones, la jibia fue durante años una superestrella internacional, adorada por fisiólogos de todo el mundo.
 
Trabajo audiovisual
La producción del documental recoge más de diez años de entrevistas y testimonios, y archivos audiovisuales con data de más de 50 años, obtenidos del registro del laboratorio. Gonzalo Argandoña explica que la producción combinó archivos en distintos formatos, desde el Súper 8 hasta la tecnología Full HD, en imágenes aéreas captadas por drones.
 
“Hay una diversidad de texturas audiovisuales integradas en el relato, sumado a cámaras aéreas y marinas. Esta diversidad de recursos audiovisuales enriquecieron el documental y conforman un relato atractivo”, precisó el realizador, quien destacó el trabajo de un equipo especializado en producción y montaje de largometrajes científicos.
 
“Este documental integra una mirada de protagonistas que también estuvieron insertos en un contexto social. Sin duda, contamos una historia que constituye una épica de la ciencia en Chile y de la historia reciente de nuestro país. Esperamos contribuir a generar conciencia sobre esta epopeya, que creemos que puede interesar tanto en Chile como a nivel internacional”, concluye Argandoña. (Por: Luis Francisco Sandoval y Carolina Todorovic. Agencia Inés Llambías Comunicaciones).
 

Descarga el trailer AQUÍ

Leer más...

Estudiando el olfato de arañas de rincón científicos buscan crear eficaz repelente

Investigaciones del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV) están orientadas a determinar los aromas naturales y sintéticos que atraen y repelen a los arácnidos.“Decidimos trabajar con esta especie, que representa un peligro para la salud pública”, declaró el Dr. Oliver Schmachtenberg, líder de la investigación. Los resultados fueron publicados recientemente en la última edición de la revista especializada “Journal of Medical Entomology”, de Oxford Academic.

Científicos dirigidos por el fisiólogo Oliver Schmachtenberg, del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), diseñaron un sistema para analizar la conducta de las arañas de rincón frente a olores naturales y sintéticos, a través del cual, esperan desarrollar un repelente eficaz contra la especie, e inocuo para el ser humano.

“Se sabe muy poco acerca del sistema olfatorio de estos artrópodos. Sin embargo, ciertos tipos –de los más de 46 mil existentes- presentan comportamientos que pueden ser definidos como capacidad olfatoria, permitiendo detectar olores relacionados con presas, depredadores, congéneres o el ambiente en generalEsto es relevante, porque si identificamos una sustancia que no les guste podríamos crear un repelente que las ahuyente de las casas”, explica el investigador de CINV.

Estas arañas representan un problema de salud pública por su magnitud, prevalencia e impacto social. Sin embargo, el proyecto de los científicos no busca eliminarlas, ya que contribuyen al control de determinadas plagas como cucarachas y zancudos. “Pero su mordedura provoca daños importantes en el tejido humano, e incluso puede ser letal, sobretodo en niños, razón por la cual empezamos a investigar este tema”, explica el fisiólogo de la Universidad de Valparaíso.

De acuerdo a los resultados de los estudios, publicados en la revista especializada Journal of Medical Entomology, las arañas no respondieron significativamente a olores artificiales y sintéticos, pero sí hubo una respuesta clara, por parte de los machos, a olores relacionados con la detección de hembras. Asimismo, se descubrió que estas arañas no presentaron mayor interés a los aromas naturales como plantas, las cuales muchas veces son utilizadas para combatir su presencia.

El académico es enfático en señalar que actualmente no existen repelentes en el mercado nacional, sino venenos que no son muy eficientes porque siempre dejan rastro en los lugares donde son aplicados, e incluso, pueden llegar a ser tóxicos para el humano. Además, explica que un uso constante de estos productos puede contribuir al desarrollo de problemas neurológicos como Parkinson en un futuro.

Araña de rincón

“Dentro de sus principales características podemos señalar que su cuerpo mide cerca de un centímetro de largo y sus patas 1,5 cm. Tiene tres pares de ojos y un dibujo con forma de violín en la porción anterior de su cuerpo (cefalotórax). Además, posee hábitos nocturnos debido a que no le agrada la luz, por lo que es más difícil encontrarla en el día. Vive en lugares oscuros como detrás de los muebles, cuadros, entretechos, esquinas de closets, entre otros sitios”, explica Jesús Olivares, profesor de biología y estudiante de doctorado del CINV, quien colabora en estas investigaciones sobre el arácnido. El especialista, también señala que es a partir de mediados de octubre el período en que la araña termina su período de hibernación, razón por la cual, aumentan los casos de mordeduras, teniendo como pick los meses de diciembre y enero.

La araña del rincón habita principalmente desde el Norte Chico, hasta Puerto Montt. Más del 40% lo hace en zonas urbanas, mientras que un 25% se encuentra en viviendas rurales. Se ha demostrado la presencia de tres especies del género en Chile:Loxosceles surcaLoxosceles coquimboLoxosceles laeta, siendo esta última la que posee el veneno más peligroso para el ser humano.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

Leer más...

Investigan olfato de la araña de rincón para crear repelente

Científicos desarrollan una alternativa para los insecticidas, que pueden ser nocivos para las personas. Proyecto busca alejar arácnido de las casas y no matarlo.

Un grupo de científicos nacionales, dirigidos por el fisiólogo alemán Oliver Schmachtenberg, del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), diseñaron un sistema para analizar la conducta de las arañas de rincón frente a olores naturales y sintéticos, con el que esperan desarrollar un repelente contra la especie y que sea inocuo para el ser humano. “Se sabe muy poco acerca del sistema olfatorio de estos artrópodos. Sin embargo, ciertos tipos, de los más de 46 mil existentes, presentan comportamientos que pueden ser definidos como capacidad olfatoria, permitiendo detectar olores relacionados con presas, depredadores, congéneres o el ambiente en general”, explica el investigador nacionalizado chileno.

“Esto es relevante, porque si identificamos una sustancia que no les guste podríamos crear un repelente que las ahuyente de las casas”, agrega Schmachtenberg.

Pese a que estas arañas representan un peligro para la salud pública el proyecto no busca eliminarlas, ya que contribuyen al control de determinadas plagas como cucarachas y zancudos. “Pero su mordedura provoca daños importantes en el tejido humano, e incluso puede ser letal, sobretodo en niños, razón por la cual empezamos a investigar este tema”, explica el fisiólogo.

De acuerdo a los resultados de sus estudios, publicados en la revista especializada Journal of Medical Entomology, las arañas no respondieron significativamente a olores artificiales y sintéticos, pero sí hubo una respuesta clara, por parte de los machos, a olores relacionados con la detección de hembras. Asimismo, se descubrió que estas arañas no presentaron mayor interés por los aromas naturales como plantas, las que muchas veces son utilizadas para combatir su presencia.

Schmachtenberg enfatiza que actualmente no existen repelentes en el mercado nacional, sino venenos que no son muy eficientes porque siempre dejan rastro en los lugares donde son aplicados, e incluso, pueden llegar a ser tóxicos para el humano. Además, el académico de la U. de Valparaíso explica que un uso constante de estos productos puede contribuir al desarrollo de problemas neurológicos.

Oscuridad

La araña del rincón habita principalmente desde el Norte Chico, hasta Puerto Montt, y a partir de mediados de octubre termina su período de hibernación, por lo que aumentan los casos de mordeduras. “Dentro de sus principales características podemos señalar que su cuerpo mide cerca de un centímetro de largo y sus patas 1,5 cm. Tiene tres pares de ojos y un dibujo con forma de violín en la porción anterior de su cuerpo (cefalotórax)”, detalla Jesús Olivares, profesor de biología y estudiante de doctorado del CINV, quien colabora en la investigación.

“Además, posee hábitos nocturnos debido a que no le agrada la luz, por lo que es más difícil encontrarla en el día. Vive en lugares oscuros como detrás de los muebles, cuadros, entretechos, esquinas de closets, entre otros sitios”, explica.

Le la nota en LA HORA

Leer más...

Experto del CINV advierte: “La hora de sueño no se recupera”

John Ewer advierte sobre el impacto que tendrá el cambio de hora que los chilenos deben hacer esta medianoche y entrega consejos para mitigarlos.

El impacto que tienen las horas de sueño y vigilia en el cerebro es uno de los temas que el doctor John Ewer maneja a la perfección. Por ello, desde su puesto como investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), se ha elevado como un firme opositor a los cambios de huso horario que enfrentan los chilenos dos veces al año.

Ewer, experto en genética y desarrollo de los sistemas nerviosos, afirma que al adelantar los relojes una hora, lo que se debe realizar esta medianoche (hay que poner la 1 de la madrugada), lejos de ajustar nuestro ciclo laboral con el natural, lo aleja una hora más. A partir de la mañana del domingo, la mayoría de los chilenos tendremos dos horas de diferencia con el huso horario que nos corresponde y estaremos alejados del ciclo que cumple el principal regulador de nuestras respuestas corporales: el sol.

“El huso horario en que terminamos es peor que el que tenemos ahora, que ya está equivocado en una hora con respecto a lo que nos corresponde”, afirma el especialista que trabaja en los laboratorios del CINV en Valparaíso.

El doctor Ewer explica que con el nuevo horario la salida del sol será más tarde. Como la llegada de la luz del sol regula cuando despertamos en días sin despertador, luego del cambio el despertador nos despertará una hora antes en un día de trabajo, lo cual significa perder una hora de sueño por sobre del déficit de sueño que ya tiene la mayoría de las personas. Esta hora de sueño perdido no se recupera, advierte Ewer, sino que uno no se “acostumbra” a este cambio de horario y su efecto no desaparece hasta que el sol se levante más temprano, lo cual ocurre naturalmente a medida que nos acercamos al verano.

PARA mitigar impacto

Como no hay solución, porque adelantar los relojes es una ley que se debe cumplir, el doctor Ewer plantea algunas medidas capaces de mitigar el daño. “Se recomienda simplemente tomar precauciones, andar con cuidado cuando se desplacen por las calles, idealmente no manejar y no dictar asignaturas complicadas durante las primeras horas del día, además de no realizar tareas o acciones que requieran de mucha atención en la mañana”.

En otras palabras, dijo Ewer, sólo se puede minimizar el daño, pero “hablamos de un daño completamente evitable si cambiaran el horario de Chile”, es decir, si los relojes retrocedieran una hora en vez de adelantarse hoy a la medianoche.

Lee la nota original el MERCURIO VALPARAÍSO

Leer más...

Jóvenes innovadores de todo Chile son convocados a segundo concurso de talentos en Valparaíso

Por Carolina Todorovic / Agencia Inés Llambías Comunicaciones.

Actividad se realizará el 27 de septiembre, en Parque Cultural de Valparaíso:

Jóvenes innovadores de todo Chile son convocados a segundo concurso de talentos en Valparaíso

– Participantes de Falling Walls Lab Chile, deberán mostrar sus mejores ideas en solo tres minutos.
-Ganador viajará a Berlín, Alemania, para ser partícipe del certamen mundial Derribando Muros.
-Jornada nacional es organizada por Instituto Milenio, Centro Interdisciplinario de Neurociencia, de la Universidad de Valparaíso, CINV; Fundación Ciencia Joven, y el Servicio Alemán de Intercambio Académico, DAAD.
 
Jóvenes innovadores de Arica  a Punta Arenas, están a tiempo de asombrar al mundo con sus proyectos, en el marco del  concurso Derribando Muros (Falling Walls Lab Chile), a desarrollarse por segunda vez en nuestro país. La jornada, organizada por el Instituto Milenio, Centro Interdisciplinario de Neurociencia, de la Universidad de Valparaíso, CINV; Fundación Ciencia Joven, y el Servicio Alemán de Intercambio Académico, DAAD, se efectuará el  27 de septiembre, en el Parque Cultural de Valparaíso.
 
Los interesados pueden postular al certamen hasta el 25 de agosto, y ser partícipes del  foro nacional en cuya final, se escogerá al ganador que representará a Chile en Falling Walls de Berlín,  a realizarse el 8 de noviembre en Alemania. 
Los participantes chilenos, de diversas disciplinas, tendrán solo tres minutos para mostrar su proyecto que implique un aporte significativo para el mundo. “Tuvimos una excelente experiencia en la primera versión de Falling Walls Chile. Y ahora en este segundo concurso, esperamos seguir promoviendo la innovación en nuestro país, y darla a conocer el mundo, junto a los cien innovadores de diversas naciones que se presentarán en Berlín”, comenta Juan Carlos García, director ejecutivo del CINV.
 
Similar opinión comparte Eduardo Guzmán, director de Fundación Ciencia Joven: “La jornada del año pasado fue excelente y por ello, queremos seguir mejorando la convocatoria de este concurso. Sin duda, consideramos que ésta es una plataforma importante para dar a conocer las innovaciones que se están desarrollando en el campo científico y en beneficio de nuestra sociedad. Por esta razón, queremos motivar a los jóvenes a que se atrevan a mostrar sus ideas e innovaciones, que pueden ser de gran impacto y contribución”.
 
“Falling Walls me abrió el mundo”
 
El año pasado, la joven diseñadora de 24 años, Isadora Schmidt, propuso una solución para reducir los desperdicios de alimentos en supermercados, a través de su proyecto “Punto Verde”, que la llevó a ser ganadora del certamen nacional y representante de Chile en Alemania. Su propuesta, es un sistema de góndola y etiquetado inteligente, destinado principalmente, a la venta de frutas y verduras. La idea de esta plataforma, es hacer que cada precio sea inversamente proporcional al tiempo de vida de los alimentos, lo que a juicio de Isadora otorga ganancias para todos: empresarios, consumidores y el planeta. Todo esto, considerando además, que un tercio de los alimentos del mundo se botan, según cifras de la FAO, (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

Según comenta la diseñadora, la experiencia vivida le abrió un mundo, y permitió no solo fortalecer su innovación, sino también, generar redes humanas, e intercambiar conocimientos y aprendizajes entre sus pares chilenos e internacionales. 

 
“Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Fue una sorpresa que me abrió muchas puertas y conocimiento en el ámbito profesional y personal. Conocí a gente de diversas áreas y disciplinas y eso cambió mi perspectiva y me enriqueció mucho. Respecto a mi proyecto, éste todavía está en un proceso de conceptualización, pero gracias a Falling Walls tuvimos una validación internacional que nos ha servido para seguir formando nexos y postulando a nuevos concursos”, asegura la joven.
 
Por todo ello, el llamado de la ganadora es atreverse a soñar y dar a conocer las nuevas ideas que pueden aportar a la sociedad y la modernidad.  “Mi mensaje para la comunidad es que se atrevan a postular a Falling Walls. No hay que tener miedo de compartir un ideal y desarrollarlo. Este concurso es fundamental para los jóvenes, ya que  contribuye a cuestionar la manera en que estamos viviendo y aceptando muchas cosas como si fueran normales, siendo que en verdad, podríamos cambiarlas”, asegura.

Para Ramón Latorre, director del CINV y Premio Nacional de Ciencias, el certamen es una oportunidad para seguir construyendo el país desde la diversidad, y pensar el en el Chile del futuro, a través de los jóvenes. “Por eso, como centro de excelencia, nuestro compromiso también apunta a buscar y reconocer a aquellos valores que pueden estar ocultos en la sociedad, y que son indispensables para que el país alcance su desarrollo y además, nos ayuden a afrontar los próximos desafíos de la humanidad”,  comenta. 

¿Cómo postular?

Los interesados deben presentar un resumen de su proyecto o investigación, y una carta de motivación, ambos documentos, con una extensión máxima de 200 y 400 caracteres, respectivamente. También deberán adjuntar su currículum vitae, todo ello en idioma inglés, a través de la plataforma electrónica www.cienciajoven.cl/fwlab que se encuentra disponible en la página web de Fundación Ciencia Joven, en CINV. La fecha límite de presentación es el 25 de agosto.

En la actividad de Valparaíso se presentarán 10 finalistas seleccionados: científicos, profesionales y talentos creativos, cuyos proyectos serán evaluados por un jurado nacional, integrado por personas reconocidas en el ámbito académico y la innovación.   Quienes participen deben tener nivel avanzado de inglés, oral y escrito. En Chile las presentaciones se realizarán en español, mientras que en Alemania, deberán efectuarse  en inglés. Los concursantes no deberán tener más de diez años de titulados en carreras de pregrado; siete de Magíster o cinco de Doctorado. También pueden participar estudiantes universitarios y post doctores. El ganador del certamen nacional  obtendrá pasaje y estadía gratis, durante los días de conferencia  en Alemania. 
 
Feria científica escolar
Junto al foro Falling Walls Lab Chile, se desarrollará la Feria STEM escolar -sobre ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas-, en el Parque Cultural de Valparaíso.  La iniciativa, organizada por Fundación Ciencia Joven, forma parte del programa Academia Ciencia Joven, que se realiza con 34 colegios de la Región Metropolitana y de Valparaíso,  con el fin de desarrollar competencias científicas en los jóvenes, y empoderar a los profesores.  “Esta feria busca generar una plataforma de difusión de estos proyectos, en los que reunimos a todos los colegios participantes. En dicha instancia, los estudiantes tendrán la oportunidad de divulgar su trabajo, dar a conocer sus resultados, y ser evaluados entre sus mismos pares y científicos, generando así una retroalimentación importante”, comenta Eduardo Guzmán. 
 
Todo lo que necesitas saber para participar en FUNDACIÓN CIENCIA JOVEN
 
Leer más...

Neurocientíficos identifican áreas del cerebro encargadas de producir los sueños

Por Felipe Tapia / CINV

Un equipo de científicos liderado por Francesca Siclari del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, decidieron investigar con más detalle la actividad eléctrica cerebral durante el sueño, usando un electroencefalograma llamado de alta densidad, el que permite, mediante el uso de un número de electrodos mayor de lo normal, identificar zonas cerebrales activas con mejor precisión.

A través de la historia de la humanidad, el origen de los sueños ha constituido un gran misterio, el que se ha intentado explicar a través de múltiples puntos de vista, desde religiosos, como mensajes de los dioses, a filosóficos, como una ventana hacia nuestro interior. Por supuesto, el tema de los sueños es también de gran interés para los científicos (de ellos, los neurocientíficos en especial), lo que ha generado una importante cantidad de estudios con el objetivo de entender el origen y la función que estos poseen.

Entre estas investigaciones destacó, en los años ’50, un descubrimiento clave que definió lo que entendíamos como el correlato cerebral de los sueños, el sueño REM. La sigla REM viene del inglés para “movimiento ocular rápido” (aunque se usa también el equivalente en español “MOR”, “REM” sigue siendo mucho más conocido). Los estudios que dieron lugar a este descubrimiento se realizaron mediante una técnica en la cual la persona se acuesta a dormir en un lugar controlado, mientras que se le realiza un electroencefalograma, el cual permite medir la actividad eléctrica del cerebro. Mediante este tipo de estudios se determinaron dos etapas en el sueño, el sueño no-REM, que corresponde al sueño en que la persona está desconectada del ambiente, inmóvil y no tiene ningún tipo de experiencia consciente, y el sueño REM, que se caracteriza por la presencia de movimientos rápidos de los ojos mientras estos están cerrados y, además, por la aparición en el electroencefalograma de patrones de actividad similares a los de una persona despierta. El siguiente descubrimiento fundamental fue el hecho de que, si una persona era despertada durante la etapa REM, reportaba haber estado soñando antes de ser despertada. Esto llevó a la visión de que entrar en la etapa REM equivalía a estar soñando.

Sin embargo, actualmente sabemos que esto no es siempre así, ya que hasta un 70% de las personas despertadas durante el sueño no-REM reporta sueños, y también existe gente que no reporta sueños durante la etapa REM, aunque en mucha menor proporción. Es por esto que un equipo de científicos liderado por Francesca Siclari del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, decidieron investigar con más detalle la actividad eléctrica cerebral durante el sueño, usando un electroencefalograma llamado de alta densidad, el que permite, mediante el uso de un número de electrodos mayor de lo normal, identificar zonas cerebrales activas con mejor precisión.

Como se explicó anteriormente, los participantes del estudio durmieron en condiciones controladas mientras se registraba su actividad cerebral mediante electroencefalograma. Se les despertó varias veces durante la noche, tras lo que se les pidió que reportaran sus experiencias, lo que permitió clasificarlos en tres grupos: los que sí soñaron algo y lo recuerdan, los que soñaron, pero no recuerdan los detalles y los que no soñaron. Además, en caso de recordar se les pidió que describieran el tipo de sueño, es decir, si experimentaron sólo pensamientos o si también incluía experiencias sensoriales, y el contenido del sueño, como presencia de sonidos, personas, lugares, sensaciones, etc.

El siguiente paso fue tomar los datos obtenidos de las mediciones con electroencefalograma y los reportes de los pacientes, y buscar alguna correlación. Para ello se dividió la actividad cerebral registrada en dos tipos, una de alta y una de baja frecuencia.

La actividad de baja frecuencia, que corresponde a ondas amplias y lentas en el electroencefalograma, se relaciona con disminución de la actividad y la capacidad de comunicarse entre distintas áreas cerebrales, siendo este el tipo de onda que se observa, por ejemplo, en personas inconscientes. Por esto se espera ver este tipo de actividad disminuido en áreas que están realizando algún tipo de trabajo activo, en especial si requiere intercomunicación entre distintas áreas cerebrales. Cuando se comparó la actividad entre personas que reportaron sueños, y las que no, se descubrió que una diferencia constante era una disminución de este tipo de ondas en una “zona activa” ubicada en un área bien definida de la parte superior lateral y posterior de ambos lados del cerebro, sugiriendo que esta zona estaría realizando un mayor trabajo en todas las personas que soñaron algo, indistintamente de si recuerdan qué era, y de si ese sueño fue durante la etapa REM o no-REM.

Sigue leyendo este artículo en EL MOSTRADOR

Leer más...

Científicos descubren jerarquía y funcionamiento de relojes biológicos

Investigadores de Chile y Alemania lograron desentrañar el mecanismo del funcionamiento del reloj central y los periféricos

Era una pregunta que la comunidad científica se realizó por casi cincuenta años, sin tener respuesta. Eso hasta ahora, porque el investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, John Ewer, en colaboración con científicos de la Universidad de Würzburg, Alemania, publicaron en la pasada edición de la revista “Nature Communications” el sorprendente hallazgo que explicaría cómo se coordinan dos relojes biológicos, su jerarquía y funcionamiento.

El equipo realizó la investigación usando el modelo experimental denominado Drosophila (mosca del vinagre), un poderoso modelo genético de investigación en muchas áreas de la biología y de la medicina.

Tal como lo explicó el doctor Ewer, los relojes circadianos animales consisten en marcapasos centrales y periféricos, que se coordinan para producir ritmos diarios en fisiología y comportamiento. “A pesar de su importancia para el óptimo funcionamiento y para la salud, el mecanismo que coordina los diferentes relojes no es bien conocido. Aquí identificamos el camino por el cual el reloj circadiano de Drosophila impone la ritmicidad diaria al patrón de emergencia del adulto”, refiriéndose al proceso que concluye la metamorfosis del insecto.

El académico destaca que la ritmicidad depende de la articulación entre el reloj cerebral y un reloj periférico en la glándula protorácica (PG), que produce la hormona esteroide, la ecdisona (una de las principales hormonas de la muda en insectos). Esta articulación se establece a través de dos neuropéptidos. El primero de ellos transmite la información del tiempo dentro del cerebro, mientras que el segundo luego transmite esta información a la PG.

“También demostramos que el reloj central ejerce un papel dominante sobre el reloj periférico. Este uso de dos relojes acoplados podría servir como un paradigma para entender cómo los ritmos diarios de hormonas esteroidales (como el de glucocorticoides) se generan en otros animales”, señala el investigador.

El doctor Ewer destaca que si bien se sabía que los relojes se coordinaban entre sí, se desconocía cómo ocurría el proceso. “La pregunta de cómo se coordinan se contesta porque descubrimos la hormona que se libera del cerebro de la mosca y actúa sobre esta glándula periférica, y le impone un ritmo al reloj de la periferia”, adelanta el doctor Ewer.

La relevancia de este descubrimiento se explica porque los relojes biológicos regulan muchos procesos fisiológicos e imponen una ritmicidad diaria a numerosas funciones, por ejemplo al sueño y a la vigilia, pero también aquellas relacionadas con ritmos fisiológicos, metabólicos y hormonales (como las del crecimiento y las asociadas al estrés, por ejemplo).

Nota original en NOTICIAS UV

 

Leer más...