Noticias

Joranda de trabajo del CINV en Las Cruces

El 31 de Marzo se llevó a cabo la Joranda de trabajo del CINV. Dicha actividad reune a investigadores, seniors y jóvenes, para conocer y discutir en torno a las nuevas investigaciones que está desarrollando cada laboratorio, de manera de fortalecer la colaboración en ellos e identificar tempranamente oportunidades de transferencia tecnológica.

 

Leer más...

Dr. Alvaro Ardiles en La Estrella de Valparaíso

A sus 40 años, el Dr. Álvaro Ardiles trabaja diariamente para encontrar una terapia contra el Alzheimer, la enfermedad más prevalente del envejecimiento. Bioquímico proveniente de Ovalle -Cuarta Región-, y actual investigador el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, un Instituto Milenio albergado en la Universidad de Valparaíso, está explorando el uso de un fármaco en modelos animales, con el propósito de frenar e incluso revertir el daño neuronal, y mejorar aspectos de la memoria.

Lee la nota completa en La Estrella de Valparaíso

Leer más...

Ramón Latorre en entrevista en Mercurio Valparaíso

El Doctor Ramón Latorre, Director del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso y Premio Nacional de Ciencias comenta, en entrevista con el Mercurio de Valparaíso, lo que han sido los 8 años de desarrollo del proyecto para un nuevo edifico del CINV, las innumerables gestiones que el centro ha realizado para lograr el objetivo y su preocupación por el estancamiento de la licitación.

Lea la entrevista completa AQUÍ

Además compartimos con ustedes las dos editoriales que dedicó el mismo medio de prensa a esta inquietud.

Editorial Mercurio Valparaíso Sábado 11 de Marzo

Queja de la ciencia en Barrio Puerto

Premio Nacional denuncia lentitud en proyecto científico llamado a revitalizar el área patrimonial de Valparaíso. Su inquietud por el lento avance de la iniciativa planteó el doctor Ramón Latorre, recordando que el Core aprobó un incremento en los recursos para el nuevo Centro de Neurociencia.

El tiempo pasa y los proyectos quedan. Quedan en el papel. Es el caso, por ejemplo, de algo que aparece como muy sencillo, como la Estación Valencia de Merval, Quilpué, o la renovación de la Av. España, obra más compleja.

La lista de proyectos, de buenos proyectos, es larga y se pueden recordar muchos, como el que ahora se pone de actualidad: el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso. Cumple ya ocho años y, nada de raro, llegue a los diez.

Iniciativa importante que logra una doble finalidad: por un lado situar a Valparaíso en el catálogo internacional de investigación científica avanzada, para lo cual la condición de centro universitario de la ciudad proporciona masa crítica; y por otro, se constituye en un foco revitalizador del patrimonial Barrio Puerto.

Su inquietud por el pausado avance de la iniciativa planteó el doctor Ramón Latorre, Premio Nacional de Ciencias, y director del futuro Centro ante el Concejo Municipal de Valparaíso. Señaló que el Consejo Regional aprobó un incremento en los recursos para levantar el inmueble que albergará al Centro, pero hasta ahora los dineros no llegan.

Denunció que ni siquiera hay licitación de obras.

Por su lado, el concejal Daniel Morales reafirmó la importancia del proyecto indicando que allí se podría recibir a cientos de alumnos de un altísimo nivel científico y “se posicionaría a Valparaíso como un polo universitario de renombre internacional”. Considera el concejal “inentendible” que aún no se cuente siquiera con una licitación de las obras.

Sin ocultar su molestia por los planteamientos de Latorre ante el alcalde Jorge Sharp y el Concejo Municipal, el intendente regional, Gabriel Aldoney, manifestó que “ese es un proyecto que está en desarrollo”, agregando que “estos caballeros deben dirigirse a quien corresponde y no sé si tendrán algún problema con el municipio, pero al Gobierno Regional ellos nunca han venido a decirme qué problema tienen… tienen mi número de teléfono”.

Palabras de la autoridad que deben aprovecharse, pero que no restan al doctor Latorre el derecho a formular su inquietud en un organismo representativo como es el Concejo Municipal, que posiblemente poco pueda hacer al respecto, pero que es un espacio de expresión.

Al final del día lo que importa es que la iniciativa muestre signos de vida y que se cumplan con eficiencia, agilidad y transparencia los pasos que corresponden cuando se trata de inversión pública, conjurando la presencia del fantasma de la corrupción que ronda por los pasillos de la burocracia regional. El intendente tiene la palabra.

Publicación original AQUÍ

Editorial Mercurio Valparaíso Domingo 12 de Marzo

En la ciudad del Power Point

La Región ha vivido una de sus semanas más miserables, con el retraso del Metro, el conflicto del Puerto y el ninguneo al Centro de Neurociencia. Si algo tienen en común estos tres eventos, eso es el indignante silencio de las autoridades centrales, llamadas a poner la cordura y mediar en estos casos.

La durísima semana que ha vivido la Región de Valparaíso, iniciada con la inaceptable postergación de la extensión del metro a Quillota y La Calera, por motivos presupuestarios que nadie sabe explicar bien y que pocos están dispuestos a discutir con Santiago por el costo político que ello conlleva, se fue agriando a medida que pasaban los días con el patibulario conflicto de las principales empresas portuarias por el aforo de las cargas limpias y el incomprensible ninguneo al cual ha sido sometido el proyecto del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso.

Pero si algo tienen en común estos tres eventos, eso es el indignante silencio de las autoridades centrales, llamadas a poner la cordura y mediar en casos como éstos, en los cuales los dirigentes regionales -probado está- sencillamente no dan el ancho necesario para garantizar los intereses de los habitantes de la zona.

¿Cómo es posible que tenga que ser el presidente de EFE el que tenga que dar la cara por una promesa rota que se arrastra desde tiempos de la administración de Ricardo Lagos Escobar? ¿En qué planeta una empresa estatal y su principal concesionario desatan una guerra abierta, en la cual se dan el lujo de basurear a los turistas y presionar a medio mundo, incluidos los medios de comunicación, para que sólo se informe lo que a ellos les interesa, sin que el ministro de Transportes o las autoridades respectivas se dignen a llamarlos al orden? ¿Cómo es posible que un Premio Nacional de Ciencias, que apuesta por instalar un centro de investigación de lujo en el barrio más pobre del Puerto, tenga que mendigar una reunión con el alcalde porque el Gobierno Regional no se digna a recibirlo para explicarle por qué se volvió a retrasar su edificio, pese a que ya está completamente financiado por méritos propios?

Entonces es cuando uno se acuerda de esos peregrinos Power Point que le presentaron más de alguna vez, que mostraban el rédito social de la conectividad regional (incluso Quillota cambió el emplazamiento original de su hospital, también postergado, para que tuviera acceso al metro); los mismos que prometían maravillosos beneficios (pedido a la carta confeccionado por un experto de una universidad privada de la zona) para Valparaíso con la construcción de un nuevo terminal portuario; o la magia propia de un centro interdisciplinario, único en el mundo, en el cual los papers y la investigación coincidirían con el reimpulso que nadie había podido darle a uno de los barrios más golpeados y olvidados de Valparaíso.

Debe acaso existir un mundo paralelo en el cual las platas se utilizan de buena manera y no todo termina en sumarios administrativos que no hacen más que sepultar la deficiente administración de recursos públicos, un mundo en el que la indecencia de quienes detentan altos cargos sucumbe ante la nobleza, un mundo que, al menos por esta comarca, hace rato que dejó de existir.

Publicación original AQUÍ

Artículos relacionados:

Centro de Neurociencia será licitado en abril tras firma de convenios por mayor presupuesto

Leer más...

Escuela de Verano Numind en el Mercurio de Valparaíso

Si quieres saber más de lo que fue la II Escuela de Verano en Neurociencia  para estudiantes de 2do a 4to medio, entra AQUÍ

Lee la nota original en MERCURIO VALPARAÍSO

Leer más...

Astrónoma chilena galardonada por su aporte en la ciencia: “Sería muy raro que no hubiera vida en otros planetas”

María Teresa Ruiz se encuentra en París para recibir el “Premio para las Mujeres y la Ciencia” que se le otorgó por el descubrimiento de la primera enana roja y su contribución a la astronomía moderna.

La astrónoma chilena María Teresa Ruiz, galardonada con un premio por su aporte a la ciencia entregado por la Fundación L’Oréal y la Unesco, está convencida de que en la próxima década habrá noticias de vida en otros planetas, un descubrimiento que “cambiará la mirada sobre la Humanidad”. “Sería muy raro que no la hubiera, habiendo tantas estrellas en la galaxia y tantas galaxias en el universo. Puede que sea una vida un poco distinta a la nuestra, pero yo creo que la hay”, comentó la científica antes de recibir el “Premio para las Mujeres y la Ciencia”, que otorgan anualmente estas organizaciones a científicas de los cinco continentes.

Ruiz, de 70 años, recientemente nombrada como la primera mujer presidenta de la Academia de Ciencias de Chile, está colaborando en varios proyectos para buscar exoplanetas. “Todos los grandes telescopios que van a empezar a abrir sus ojos en la próxima década tienen dentro de su justificación científica buscar planetas extrasolares”, explica la actual directora del departamento de Astronomía de la Universidad de Chile, en Santiago.

Y el presumible hallazgo de vida “cambiará nuestra mirada sobre la Humanidad”, porque una cosa es “sospecharlo y otra muy distinta es comprobarlo”, asevera. El premio fue otorgado a Ruiz por el conjunto de su trayectoria, donde destaca el descubrimiento de “Kelu 1”, una “estrella enana café” -similar a un exoplaneta pero más fácil de observar-, así como su trabajo con las estrellas enanas blancas, que permitió estimar la edad de la Vía Láctea en unos ocho mil millones de años. “La gracia de Kelu es que apareció cuando no la estaba buscando” en el telescopio, explicó. Su nombre significa “rojo” en el idioma de los mapuches de Chile.

“Las mujeres tenemos algunas habilidades que nos hacen la vida más fácil”. Así “ser interactiva es importante en la ciencia, de la misma manera que tener el ego mejor entrenado, de forma que no sea un impedimento para trabajar juntos y progresar en un tema”. En cambio, lamenta que la sociedad “no esté preparada para facilitar” que las mujeres científicas brillantes, en edad de tener hijos, puedan dedicarse a la vez a su carrera y hacer su aporte para un “mundo mejor”. Este premio a las mujeres científicas es otorgado desde 1998 y está dotado con 100.000 euros, Ruiz afirma que una parte de ese monto lo destinará a “la promoción de la ciencia entre las niñas” en los centros escolares en Chile, a través de iniciativas propias y con asociaciones que ya trabajan en este ámbito.

Lee el artículo original en EMOL

Leer más...

Científicos chilenos buscan revertir alteraciones en pacientes con Síndrome de Down

Ana María Cárdenas, del CINV, y Pablo Caviedes de la U. de Chile, estudian proteínas responsables de fallas en sistema nervioso, conocimiento que podría aportar al desarrollo de nuevos tratamientos.

En el marco del Día Mundial del Síndrome de Down, que se conmemoró el martes último, científicos del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV) buscan entender el origen de esta condición congénita y proyectar alternativas terapéuticas, que mejoren la calidad de vida de los afectados.

Esto, considerando que en Chile 2,4 de cada mil niños nace con este síndrome, índice mayor a lo reportado en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, según estadísticas del Estudio Colaborativo Latinoamericano de Malformaciones Congénitas (Eclamc).

Esta alteración es ocasionada por la triplicación total o parcial del cromosoma 21, producto de lo cual se generan problemas en el desarrollo y función del organismo, afectando el sistema nervioso – en particular el aspecto cognitivo- , y los sistemas cardíaco, motor, endocrino y sanguíneo, entre otros. Aun cuando estas personas pueden lograr desenvolverse en el plano social, afectivo y laboral, lo cierto es que todavía no existen tratamientos que permitan intervenir o reparar algunas fallas instaladas en los distintos sistemas y órganos, dados por la anomalía genética.

En ese contexto, la doctora Ana María Cárdenas, investigadora de CINV, en colaboración con el doctor Pablo Caviedes de la Facultad de Medicina, U. de Chile, están indagando en los mecanismos celulares que se encuentran alterados en este síndrome, y buscando las proteínas responsables de dichas alteraciones.

Tales proteínas podrían constituir blancos terapéuticos en el largo plazo, ayudando a revertir algunos daños en el SD: “Nuestro objetivo es identificar cuáles son las proteínas que más contribuyen a las alteraciones observadas en el SD. Hemos visto que éstas se encuentran sobreexpresadas en el SD y que al normalizar sus niveles, se revierten algunas de las alteraciones celulares. Para ello, hemos utilizado herramientas moleculares que disminuyen específicamente la expresión de las mismas. Por tanto, nuestra hipótesis es que esta normalización puede constituir un blanco terapéutico útil”.

Lee el eartículo completo en EL MOSTRADOR

 

Leer más...

La investigación de Ana María Cárdenas en el Mercurio de Valparaíso

Científicos del CINV indagan proteínas clave en condición de Síndrome de Down 

En el marco del Día Mundial del Síndrome de Down, científicos del Centro Interdisciplinario de Neurociencia, de la Universidad de Valparaíso (CINV), buscan entender el origen de esta condición congénita y proyectar alternativas terapéuticas. La Dra. Ana María Cárdenas indaga en los mecanismos celulares que se encuentran alterados en este síndrome y busca las proteínas responsables de dichas alteraciones, proteínas que podrían constituir blancos terapéuticos en el largo plazo.

Lee la nota original en MERCURIO VALPARAÍSO

Leer más...

Probarán en ratones fármaco que podría aliviar el Alzheimer

 

Compuesto ha demostrado resultados en la recuperación de memoria.

Frenar e incluso revertir el daño neuronal que ocasiona el Alzheimer es el objetivo del trabajo que el doctor Álvaro Ardiles realiza desde los laboratorios del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, un Instituto Milenio albergado en la Universidad de Valparaíso.

El especialista prueba en animales un fármaco que ya ha sido empleado para otras enfermedades, como la gota y la artritis gotosa, y el cual será entregado, a través del alimento, a un grupo de ratones que desarrollan Alzheimer. Esto, con la esperanza de bloquear a una proteína del cerebro llamada Panexina y que, según reveló Ardiles, jugaría un rol protagónico en esta enfermedad.

Durante este año el científico y su equipo evaluarán el comportamiento de los animales sometidos a tratamiento, analizando especialmente la memoria espacial, aquella que primero se daña con la patología. “Nuestra esperanza es que si logramos disminuir o revertir el daño en las neuronas y en la pérdida de memoria, este fármaco sería una herramienta promisoria para iniciar estudios en humanos, idealmente en un par de años. En dicho escenario esperamos ser capaces de intervenir el daño cognitivo que se observa en los pacientes”, sentencia el investigador.

Para facilitar este camino, Ardiles trasladó su laboratorio a la Escuela de Medicina, de la Universidad de Valparaíso, esto a fin de estrechar mayores lazos con neurólogos y otros especialistas que podrían contribuir en el seguimiento de la enfermedad en pacientes. A ello se suma el hecho de que ya pudieron probar la eficacia de esta droga a nivel celular en tejidos.

Lee la nota original en MERCURIO VALPARAÍSO

 

 

Leer más...

Investigan proteínas responsables de alteraciones en pacientes con Síndrome de Down

Estudios realizados en Chile por los Drs. Ana María Cárdenas, del CINV, y Pablo Caviedes de la U. de Chile, podrían constituir blancos terapéuticos para revertir problemas del sistema nervioso en estos pacientes.

Carolina Todorovic. Agencia Inés Llambías Comunicaciones

En Chile 2,4 de cada mil niños nace con esta condición genética, cifra mayor a la reportada en toda Latinoamérica, EE.UU y Europa.

Según estadísticas del Estudio Colaborativo Latinoamericano de Malformaciones Congénitas (ECLAMC), se estima que en Chile 2,4 de cada mil niños nace con Síndrome de Down (SD), índice mayor a lo reportado en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. Esta alteración es ocasionada por la triplicación total o parcial del cromosoma 21, producto de lo cual se generan problemas en el desarrollo y función del organismo, afectando el sistema nervioso – en particular el aspecto cognitivo- , y los sistemas cardíaco, motor,  endocrino y sanguíneo, entre otros.

Aun cuando estas personas pueden lograr desenvolverse en el plano social, afectivo y laboral, lo cierto es que todavía no existen tratamientos que permitan intervenir o reparar algunas fallas instaladas en los distintos sistemas y órganos de estos pacientes, dados por la anomalía genética. Sin embargo, en nuestro país se está avanzando para comprender este síndrome y proyectar alternativas terapéuticas, más allá del cuidado integral que entregan diversos especialistas. Así lo estima la Dra. Ana María Cárdenas, investigadora del Centro Interdisciplinario de Neurociencia, de la Universidad de Valparaíso (CINV).

A través de una extensa colaboración, la científica, junto con el Dr. Pablo Caviedes de la Facultad de Medicina, U. de Chile, están indagando los mecanismos celulares que se encuentran alterados en este síndrome, y buscando las proteínas responsables de dichas alteraciones. Tales proteínas podrían constituir blancos terapéuticos en el largo plazo, ayudando a revertir algunos daños en el SD: “Nuestro objetivo es identificar cuáles son las proteínas que más contribuyen a las alteraciones observadas en el SD. Hemos visto que éstas se encuentran sobreexpresadas en el SD y que al normalizar sus niveles, se revierten algunas de las alteraciones celulares. Para ello, hemos utilizado herramientas moleculares que disminuyen específicamente la expresión de las mismas. Por tanto, nuestra hipótesis es que esta normalización puede constituir un blanco terapéutico útil”.   

Modelo de trabajo

Para estudiar estas alteraciones, los investigadores han utilizado un modelo celular establecido en el laboratorio de los Doctores Raúl y Pablo Caviedes de la U. de Chile, con quienes el CINV ha mantenido una larga colaboración. “Hemos trabajado con líneas celulares obtenidas de distintas regiones del sistema nervioso de un ratón con trisomía 16, un modelo del Síndrome de Down, ya que el cromosoma 16 murino es homólogo al cromosoma 21 humano”, explica la Dra. Cárdenas.

En ese contexto, han observado la sobreexpresión de una proteína precursora de un péptido llamado beta-amiloide contribuye a alteraciones en la morfología y funcionamiento de las neuronas, y consecuentemente repercute en funciones cognitivas, entre ellas la memoria. “Esto podría también  relacionarse con la aparición precoz -a partir de la tercera década de vida-, de una demencia tipo enfermedad de Alzheimer en pacientes con SD”, comenta la investigadora. Pero además, encontraron otras proteínas sobreexpresadas que estarían vinculadas a estos trastornos en la memoria, entre ellas, la enzima DYRK1A.

Los estudios de estos investigadores han contado con el respaldo y recursos de la Fundación francesa Jérôme Lejeune, que apoya la investigación y el tratamiento de enfermedades cromosómicas. También, cuentan con los fondos adjudicados a través de proyectos Fondecyt.

A pesar de estos avances, la investigadora aclara que “no es sencillo diseñar una estrategia terapéutica”. Una de las razones, se debe a la existencia de diversas proteínas sobreexpresadas en el Síndrome de Down, así como también  a los efectos que esta condición genera en múltiples sistemas del organismo, más allá del cognitivo. Pero además hay aspectos éticos y legales que impiden estudiar tratamientos en pacientes muy jóvenes y niños. De hecho, señala que a la fecha solo existen un par de estudios pilotos en personas jóvenes, junto a otras investigaciones en modelo animal.

Té verde mejora la memoria

Una línea interesante de trabajo que destaca la Dra. Cárdenas, se basa en la administración de extracto de té verde tanto en modelo animal como en pacientes, estrategia que ha permitido “revertir algunas de las alteraciones morfológicas y cognitivas debidas a la sobreexpresión de la enzima DYRK1A”.

Esta aplicación, ha mostrado que mejora la memoria y el aprendizaje en animales de experimentación. Pero además, hay un estudio piloto en 29 pacientes jóvenes, liderado por la científica española Mara Dierssen, en el cual se evaluaron los efectos de un producto activo del té verde durante tres meses. “Al final del tratamiento se observó una mejora significativa en varios test cognitivos, que evalúa la memoria episódica o de trabajo, o velocidad psicomotora. Sin embargo, tres meses después de suspender el tratamiento, los pacientes volvieron a sus niveles cognitivos iniciales”, comenta la Dra. Cárdenas.

Síndrome de Down

En todo el mundo 1 de cada 700 niños nacen con esta condición, cuyo nombre fue acuñado por John Langdon Haydon en 1866, al ser la primera persona en describir este síndrome. Muchos años después, el Dr. Jérôme Lejeune en la Facultad Necker de París, descubrió la causa genética, cual es la presencia de tres copias del cromosoma 21 en las células de los pacientes

Las personas con Síndrome de Down se caracterizan por rasgos físicos particulares, mayor riesgo de presentar malformaciones congénitas, vulnerabilidad de enfermedades y discapacidad física e intelectual en grado variable, por lo que requieren de prevención, diagnóstico y tratamiento oportuno de las distintas condiciones de salud que les afectan.

Para ello, según se documenta en la Revista Médica de Chile del año 2003, los cuidados deben ir desde la etapa prenatal, poniendo especial atención a los aspectos nutricionales, del neurodesarrollo, y de los sistemas respiratorio, cardíaco y digestivo, entre otros aspectos, que también incluyen el autocuidado y el fomento al desarrollo de las potencialidades de cada individuo.

 

Leer más...

Centro de Neurociencia será licitado en abril tras firma de convenios por mayor presupuesto

Proyecto en el Barrio Puerto superó trámites burocráticos tras nuevos aportes por $ 2.600 millones.

Alexis Paredes R. Mercurio Valparaíso

Durante la primera quincena de abril se espera la apertura de la nueva licitación para la construcción del Centro Interdisciplinario de Neurociencia, al que se le realizó un aumento presupuestario de $ 2.600 millones por parte de la Subdere, luego que el primer proceso quedó inconcluso porque las ofertas recibidas fueron mayores a los montos iniciales.

“Se hizo una licitación y nos quedamos cortos, en términos que las ofertas que llegaron eran mayores al presupuesto originalmente contemplado para el edificio”, afirmó el seremi de Obras Públicas, Miguel Saavedra.

El proyecto original alcanzaba los $ 5.125 millones, que implicaba un financiamiento tripartito entre el entre el MOP (M$ 1.075), Gobierno Regional (M$ 2.250) y la Universidad de Valparaíso (M$ 1.500), que se hará cargo de la administración del instituto.

Finalmente, tras diversas gestiones, el año pasado, para suplir la falta de financiamiento, se logró que la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) aportara al Gore recursos adicionales por $ 2.600 millones, por la glosa Puesta en Valor del Patrimonio.

“El financiamiento de este proyecto ha sido mucho más complejo, ya que es tripartito. El año pasado, junto con pedir el aumento de fondos, hubo que hacer nuevos convenios, tanto con el Gore como con la UV, que en la práctica ya está finalizado”, detalló la autoridad ministerial.

Ahora se espera que durante la primera quincena de abril se realice la nueva licitación de obras. “El proyecto no está en riesgo”, aseveró Saavedra.

El Centro de Neurociencia se ubicará en lo que fue el Edificio Santiago Severín, Monumento Nacional que sólo mantiene su fachada, y que fue sede del Congreso Nacional.

Iglesia San Francisco

Con respecto a la recuperación de la Iglesia y Convento San Francisco del Cerro Barón, que sufrió graves daños estructurales por el incendio de agosto de 2013, mientras era sometida a obras de restauración producto de un anterior siniestro en 2010, las vías de financiamiento no están definidas y el escenario es complejo.

El seremi Saavedra sostuvo que, tras el incendio, “se activó el seguro que cubre lo que se invirtió en el proceso de restauración, del orden de los $ 1.700 millones, pero que no abarcaba los daños al recinto”.

Detalló que “cuando el seguro reembolsa este dinero a la unidad técnica, que es la Dirección de Arquitectura del MOP, el grueso de esta cifra fue reintegrada al que financiaba las obras, el Gobierno Regional por la glosa Patrimonio, pero también debió solventar algunas pérdidas de la empresa constructora y un monto menor entregado a la congregación por los daños”.

Junto al municipio, el MOP financió algunas obras de mitigación para proteger la estructura del templo que salvó de las llamas y evitar un mayor deterioro. A su vez, la Dirección de Arquitectura del MOP trabajó en un nuevo proyecto para reconstruir la iglesia, que implicó levantar una ficha al Ministerio de Desarrollo Social (Mideso), que contempla una inversión superior a los $6.000 millones.

Para obtener la recomendación favorables (RS) que permita gestionar las vías de financiamiento para la elevada inversión, es necesario resolver una serie de observaciones, entre ellas que el anteproyecto sea aprobado por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y un modelo de gestión definido, respecto a quien se hará cargo de la mantención y operatividad del histórico inmueble, a objeto que vuelva a sufrir nuevos siniestros.

“Ese tema se está trabajando con la comunidad franciscana y vecinos, para que ese inmueble tenga un modelo de gestión tal que le permita ser sustentable en el tiempo”, sostuvo la autoridad, sobre el largo proceso que debe enfrentar la recuperación del templo.

Respecto al Museo del Grabado, iniciativa que contempla la restauración de un inmueble en cerro Alegre, con aportes del Gore por $ 1.700 millones, fue adjudicado y está a la espera de la toma de razón tras tener observaciones menores de Contraloría.

Lee la nota original en MERCURIO VALPARAÍSO

Leer más...