Noticias

Con jibias chilenas estudian la epilepsia y parálisis muscular

Fuente: www.24horas.cl
El doctor Miguel Holmgren, chileno radicado en EE.UU, explicó que estos calamares poseen los axones más grandes entre todos los animales.

 

Mediante el estudio de jibias que habitan en la región de Valparaíso, científicos chilenos indagan en las propiedades eléctricas de las neuronas y la importancia de este impulso para múltiples funciones del organismo, entre ellas, el movimiento muscular.

“La electricidad es generadora de vida”, señala Miguel Holmgren, científico chileno radicado en Estados Unidos y quien participó en el Octavo Congreso de Biofísicos Latinoamericanos realizado en la ciudad porteña. Esta cualidad es tan vital en el organismo de los seres vivos, que cuando existen fallas en la transmisión eléctrica, es posible que ocurran algunos tipos de epilepsia, parálisis musculares y migraña. Por esta razón, el científico explica que conocer los mecanismos de la bioelectricidad y especies como la jibia, puede contribuir al mejor entendimiento de patologías como éstas, y su manejo terapéutico”.

La exploración de este calamar gigante constituye un hito en la biofísica de Chile y el mundo. Esto, debido a que el animal, junto con estar “lleno de electricidad”, posee los axones más grandes de la naturaleza -de 1 mm aproximadamente-, los que pueden ser percibidos por el ojo humano.

Dicha característica, el interés de diversos investigadores cómo se transmite el impulso nervioso . “Una vez generada la señal eléctrica, las neuronas tienen la propiedad de poder conducirla a través de prolongaciones llamadas axones las que, modo de , serían los cables del circuito eléctrico”, comenta el Dr. Holmgren, quien además es Presidente de la Sociedad de Biofísicos Latinoamericanos –SOBLA-.

Respecto a cómo sucede este proceso, los expertos determinaron que se debe a la permeabilidad de la membrana celular, la cual contiene unas proteínas que permiten el flujo constante de cargas eléctricas, desde el interior.

Electricidad, motor de vida

Respecto al poder de la electricidad, el biofísico explica que cada célula del cuerpo es una especie de batería eléctrica de aproximadamente 0.1 voltios y cuyo polo negativo se ubica a l interior de la célula. Gracias a esto, se generan una serie de eventos, desde la ocurrencia de una idea, hasta el movimiento. “Además, la mayoría de las células usan la electricidad para alimentarse y descartar toxinas, entre otras funciones. Asimismo, las plantas también utilizan electricidad para poder sobrevivir”.

El nuevo impulso de Montemar

El laboratorio de Montemar, faro de la ciencia y del estudio sobre bioelectricidad en Chile, lleva más de cincuenta años dedicado a la exploración de la jibia y sus mecanismos eléctricos.

Camino a Concón, y situado al frente de la Facultad de Ciencias del Mar, de la U. de Valparaíso, este espacio –de la U. de Chile- , fue fundado en los años 60’ por Mario Luxoro, primer biofísico chileno y Premio Nacional de Ciencias. Atraídos por la novedad de este calamar, hasta allí arribaron científicos chilenos, como el Dr. Francisco Benzanilla y Dr. Ramón Latorre, ambos, miembros de la Academia de Ciencias de EE.UU y este último Premio Nacional en Ciencias Naturales. También estuvo la Dra. Cecilia Hidalgo también Premio Nacional en Ciencias Naturales, y numerosos especialistas del extranjero, especialmente, de la Universidad de California.

Al comienzo, eran diez investigadores quienes trabajaban fundamentalmente en la época de verano, temporada en que la jibia aparecía en las costas. No obstante, una década más tarde la afluencia de esta especia marina comenzó a disminuir y también, los recursos destinados a la investigación en este laboratorio. Por esta razón, Montemar inició una época de baja, hasta que la actividad quedó prácticamente detenida.

Pero años más tarde, revivió. Miguel Holmgren, quien trabajaba en Estados Unidos, recuerda este nuevo impulso:

“Yo viene a Chile el 2006 y ahí me enteré que en los mercados había jibia. Entonces llamé a Francisco Benzanilla, que también estaba en EE.UU, y le propuse que fuéramos a indagar qué pasaba. Así que volvimos juntos el 2008 y con la ayuda del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, CINV y de su Director Ramón Latorre quien también es parte de esta aventura, nos fue tan bien, que hasta el día de hoy continuamos investigando en este lugar. Dos veces al año nos quedamos una temporada y aquí realizamos diversos experimentos, imposibles de efectuar en otro lugar. Realmente, podemos decir que Montemar ha vuelto a la vida”.

 
Publicación en Diario papel El Heraldo Austral de Puerto Varas, del 15 de noviembre.
Este es el único diario papel de Puerto Varas, muy bien considerado por científicos que participan en los congresos de la zona.

Leer más...

Valparaíso: Inauguran “Edificio Verde” para estudiantes

Fuente: www.24horas.cl

Mira la noticia aquí:

Leer más...

Inauguración de la “Casa Verde”, la nueva sede de Ciencia al Tiro

El innovador programa permite a alumnos de escuelas públicas de sectores vulnerables de Valparaíso, desarrollar proyectos científicos en acuaponía, neurociencia, genética, fabricación de hornos solares, energía eficiente y elaboración de biogás a partir de desechos orgánicos, entre otros.

 

Noticias relacionadas:

Mercurio de Valparaíso: Equipan casa para que niños aprendan ciencia entretenida 

Televisión Nacional de Chile: Valparaíso: Inauguran “edificio verde” para estudiantes.

El Martutino: Neurobióloga gringa abre centro para hacer ciencia entretenida

Universidad de Valparaíso: Ultiman detalles para inauguración de la nueva sede de Ciencia Al Tiro 

Moderno invernadero donde los niños desarrollarán los talleres de Acuaponía.

Alumnos de séptimo año de la Escuela Básica Pacífico, ubicada en Playa Ancha.

Autoridades presentes en el evento de inauguración.

Masiva asistencia al evento.

Ramón Latorre, director del CINV; Aldo Valle, rector de la UV; Kathleen Whitlock, directora programa Ciencia al Tiro; y Jorge Castro, alcalde de Valparaíso.

Patricia Arancibia, directora de la Escuela Básico Pacífico, junto a alumnos y docente del plantel.

Kathleen Whitlock, directora del programa “Ciencia al Tiro”, junto a Patricia Arancibia, directora de la Escuela Básica Pacífico.

Kathleen Whitlock, junto a Mabel Keller, coordinadora programa Explora-CONICYT Región de Valparaíso.

Alumno Escuela Básica Pacífico mostrando la figura de un ADN con mutaciones hecha con golosinas.

Mural interior del destacado artista Eduardo Mena.

Mural de fachada del destacado artista Eduardo Mena.

Moisés Acevedo y Ana María Navia del CINV junto al antiguo vitral de la Iglesia La Merced. Con un hermoso ensamblado hecho en madera, es considerada una obra de arte y una joya del puerto.

 Vitral confeccionado por la propia directora del proyecto: en el extremo superior se aprecia parte del logo de Ciencia al Tiro, y en el inferior, los amados peces de la investigadora.

 

Leer más...

Equipan casa para que niños aprendan ciencia entretenida

Fuente: www.elmercurio.com (jueves 10 de octubre de 2013)

 

Leer más...

Neurobióloga gringa abre centro para hacer ciencia entretenida

Fuente: www.uv.cl (ver vídeo), www.elmartutino.cl

El innovador programa permite a alumnos de escuelas públicas de sectores vulnerables de Valparaíso, desarrollar proyectos científicos en acuaponía, neurociencia, genética, fabricación de hornos solares, energía eficiente y elaboración de biogás a partir de desechos orgánicos, entre otros.

¿Es posible hacer ciencia en forma entretenida? Sí. La directora del programa Ciencia Al Tiro y profesora del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, doctora Kathleen Withlock, ha demostrado que se puede reencantar a los niños con la ciencia. ¿Cómo? A través e innovadores talleres que utilizan la ciencia básica para luego pasar a la experimentación.

Niños de entre nueve y doce años de la Escuela Pacífico de Playa Ancha han realizado talleres de acuaponía, neurociencia, genética, fabricación de hornos solares, energía eficiente y elaboración de biogás a partir de desechos orgánicos, entre otros. Además han trabajado con moscas del vino y peces cebra para entender la genética y el funcionamiento del cerebro del ser humano.

Todo ello en el marco del programa Ciencia Al Tiro, que desde el año 2008 hace difusión de esta disciplina con escolares de bajos recursos de la parte alta de Playa Ancha, y cuyo objetivo es apoyar la enseñanza de ciencia en las escuelas municipalizadas.

Este programa es financiado por la Iniciativa Científica Milenio y la Universidad de Valparaíso.

Edificio Verde

Hoy miércoles, en una emotiva ceremonia, se inauguró la nueva casa de Ciencia Al Tiro: el Edificio Verde, una casona histórica del cerro Playa Ancha, la cual ha sido diseñada para incorporar tecnologías eficientes y sustentables en un hermoso espacio de trabajo, cuyo objetivo es continuar con los talleres semanales de ciencia con escuelas públicas y ser un espacio disponible para talleres, charlas y actividades que promuevan el intercambio de ideas a nivel local, nacional e internacional.

“La idea es que los estudiantes aprendan a hacer experimentos, pero también cómo trabajar con los equipos que tenemos aquí. La ciencia está en todas partes, eso significa que los estudiantes pueden aprender los procesos y cómo resolver un problema de manera práctica. Creo que falta el entendimiento de los procesos y el diseño de los experimentos. Al trabajar con este tipo de equipos los niños pueden tener una apreciación de que la ciencia puede ser súper interesante, ‘bacán’, divertida, es decir, no es una cosa fome”, sostuvo Kathleen Withlock.

Tal como lo explicó la neurobióloga, el Edificio Verde no sólo es un espacio óptimo para hacer ciencia: además es una construcción absolutamente sustentable, donde se trabajó con material reciclado e implementación de ecotecnología, que permite ahorro energético y calefacción de la casa e invernadero en toda su extensión.

Diseño que habla de Valparaíso

Pero, por sobre todo, su diseño interior habla de Valparaíso: vigas a la vista de pino oregón reciclado, junto a otras maderas nobles, un tragaluz, murales del destacado artista Eduardo Mena y la característica lata ondulada que reviste las casas del puerto. Subiendo al segundo piso, destaca tanto por su belleza como por su formato, el antiguo vitraux de la Iglesia La Merced, una verdadera joya del puerto, una obra de arte, cuyo ensamblado está hecho en madera.

El patio cuenta con el invernadero donde se desarrollará la acuaponía, una innovadora tecnología que países como Estados Unidos y Australia, por la falta de agua y por la creciente demanda de comida saludable —ya que no se usan pesticidas— desarrollan hace un par de años.

“La acuaponía es una combinación de hidropónico y acuicultura. Los peces tienen desechos, que se pueden usar como fertilizantes de las plantas, y las plantas se pueden usar para limpiar el agua. Por las bacterias que existen en el sistema, cambian el amonio (que es tóxico en los peces) a nitrato, que es un buen fertilizante para las plantas. Al circular por las raíces de las plantas absorben los nitratos, limpian el agua y la devuelven limpia a los peces”, explicó la directora de Ciencia Al Tiro.

“Un país sin ciencia es un país cojo”

Por su parte, el doctor Ramón Latorre, director del CINV de la Universidad de Valparaíso y Premio Nacional de Ciencia, señaló: “Un país sin ciencia es un país cojo. Y este país tiene poca ciencia. Este tipo de proyectos que está guiando Kate es un proyecto que llega a los niños, y es ahí donde uno tiene empezar a enseñar la ciencia para que eso se proyecte y llegue finalmente a una ciencia que no solamente tenga una cosa cultural, sino que además llegue a la innovación y el país cambie, considerando que si en nuestro país se nos acaba el cobre, qué vamos a hacer si no tenemos ciencia”.

Latorre agregó que lo más importante de todo esto es despertar desde muy pequeños la curiosidad en los niños. “La curiosidad es algo fundamental; es decir, ¿cómo funcionan las cosas? Si uno aprende de pequeño cómo funcionan las cosas jugando, después va a seguir jugando toda la vida descubriendo. Y el descubrir produce solamente riqueza a un país. Lo único que tiene un valor agregado es el conocimiento”.

Hito para Playa Ancha

A su vez, el seremi de Energía, Rodrigo Sepúlveda, indicó que esta inauguración es un hito importante para Playa Ancha. “Es muy destacable todo el trabajo que se va a realizar con los niños, para enseñar cómo se puede aplicar la ciencia en el diario vivir. Desde el punto de vista de la energía tiene un tremendo aporte. Hemos visto cómo se han instalado vidrios dobles, lo cual tiene un inmenso apoyo en mejorar la aislación térmica del edificio; esto permite economías cercanas al 50 por ciento en todo lo que son los gastos de calefacción. También el sistema solar térmico apoya al ítem calefacción. Es un sistema renovable y eficiente. Iluminación led, eficiente. Es un lugar que reúne una serie de elementos que van en beneficio del medio ambiente, y aplicando una serie de conceptos energéticos que demuestran cómo Valparaíso y Chile pueden avanzar en esta materia”.

A la ceremonia de inauguración asistieron el rector de la UV, Aldo Valle; el director del CINV, Ramón Latorre; los seremi de Energía, Rodrigo Sepúlveda, y de Cultura, Rafael Torres; el alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, e investigadores del CINV, alumnos de los talleres y la directora y profesores de la Escuela Pacífico.

Leer más...

Ultiman detalles para inauguración de la nueva sede de Ciencia Al Tiro

Fuente: www.uv.cl (ver vídeo)

Son más de 250 metros cuadrados de una tradicional casona de Playa Ancha, cuyos espacios especialmente habilitados con equipamiento de punta, acogerán a los cerca de 25 alumnos que participan de los talleres científicos que desarrolla el programa.

 



El programa Ciencia Al Tiro está a punto de abrir las puertas de su nueva casa. Todo debe estar preparado para la inauguración del Edificio Verde, el nuevo hogar, una casa histórica en Playa Ancha, la cual ha sido diseñada para incorporar tecnologías eficientes y sustentables en un hermoso espacio de trabajo, cuyo objetivo es continuar con los talleres semanales de ciencia con escuelas públicas y ser un espacio disponible para talleres, charlas y actividades que promuevan el intercambio de ideas a nivel local, nacional e internacional.

Cabe recordar que Ciencia Al Tiro es un programa que se inició en 2008 para ayudar a mejorar la enseñanza de ciencia en las escuelas municipalizadas. Este programa es financiado por la Iniciativa Científica Milenio y la Universidad de Valparaíso.

Su directora, la doctora Kathleen Withlock, académica e investigadora del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), se mostró muy contenta porque el Edificio Verde no sólo es un espacio óptimo para hacer ciencia: además es una construcción absolutamente sustentable, donde se incluyó material reciclado y la implementación de ecotecnología, que permite ahorro energético y calefacción de la casa e invernadero en toda su extensión.

Son más de 250 metros cuadrados, cuyos espacios especialmente habilitados acogerán a los cerca de 25 alumnos que participan de los talleres científicos que desarrolla Ciencia Al Tiro.

Acuponía

“Aquí se va a desarrollar la acuponía, que es una combinación de hidropónico y acuicultura: los peces tienen desechos, que se pueden usar como fertilizantes de las plantas, y las plantas se pueden usar para limpiar el agua. Por las bacterias que existen en el sistema, cambian el amonio, que es tóxico en los peces, a nitrato, que es un buen fertilizante para las plantas. El agua, al circular por las raíces de las plantas, absorbe los nitratos, éstos limpian el agua y la devuelven limpia a los peces”.

La doctora agregó que si uno mira hacia el futuro, la escasez de agua es un problema importante que se viene, y la acuponia permite reciclar el agua y el balance entre los peces y las plantas.

“En general con este sistema crecen más rápido las plantas, y se pueden cultivar verduras como lechugas de diferentes variedades. En Estados Unidos y Australia la acuponía es una tecnología muy nueva, que se está desarrollando hace un par de años, por la falta de agua y por la creciente demanda de comida saludable, ya que no se usan pesticidas”.

Escolares felices

Shirley Aburto, profesora de matemáticas y ciencias de la Escuela Pacifico E271 de Playa Ancha, comentó sobre el cambio que han presentado los escolares que han participado en el programa Ciencia Al Tiro. “El cambio en los chicos ha sido genial. Ellos están entendiendo que la ciencia no es una asignatura aburrida. Cuando llegan los científicos de Ciencia Al Tiro ellos saben que van a aprender, pero de forma lúdica. Estos alumnos a través de la teoría van practicando también y eso hace que el aprendizaje sea más significativo. Eso se evidencia en que por ejemplo alumnos que tenían un muy mal comportamiento antes, ahora se han transformado completamente para trabajar e interesarse en el grupo y la asignatura, y alumnos que estaban por repetir o ser expulsados por mal comportamiento, gracias a Ciencia Al Tiro se han interesado y han cambiado radicalmente”.

Juan Francisco, alumno de la Escuela Pacífico que participa en forma entusiasta en Ciencia Al Tiro, señaló que ha aprendido cosas muy interesantes de la acuponía y de algunos insectos: “Es divertido ser científico porque hacen cosas entretenidas”, afirmó.

La ceremonia de inauguración del Edificio Verde es este miércoles 9, a las 11:00 horas, en calle Pedro León Gallo 388/390, Playa Ancha.

Leer más...

Connotados científicos se toman Valparaíso

Por primera vez en Valparaíso se reunieron más de 150 científicos de todo el mundo para participar en la reunión anual de la Sociedad Chilena de Neurociencia y el Octavo Congreso Iberoamericano de Biofísicos, oportunidad en donde se dictó una charla a escolares con el fin de enseñar sobre electricidad en los seres vivos.

 Noticias destacadas:

El Mercurio de Valparaíso: Destacan rol porteño en desarrollo de la ciencia

Radio Bío Bío: Científicos de todo el mundo se reunieron en Valparaíso en el Octavo Congreso de Biofísicos

UCV Radio La neurociencia se tomó el Parque Cultural de Valparaíso

 

Leer más...

Cuentos infantiles de neurociencia se adjudican concurso de EXPLORA CONICYT

Fuente: www.uv.cl

En el marco de los resultados del II Concurso de Productos de Divulgación y Apropiación de Ciencia y Tecnología de EXPLORA CONICYT, de 158 proyectos presentados a nivel país, solo se adjudicaron trece iniciativas. Entre las diez mejores destaca el proyecto “Cienciacuentos”, presentado por Verónica Gálvez, periodista del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, el cual se adjudicó veinte millones de pesos para su ejecución.

La propuesta consiste en la creación del sitio web cienciacuentos.cl, en donde se alojará una primera colección digital de ocho cuentos infantiles titulada “Neurocuentos”, dirigidos a estudiantes de cuarto a séptimo año básico, los cuales abordarán el complejo mundo de la neurociencia de manera simple y entretenida. Además, los cuentos contarán con una versión en inglés, lo que permitirá traspasar las fronteras de nuestro país.

La convocatoria estuvo dirigida a personas naturales y/o jurídicas que promuevan el desarrollo de la educación, la ciencia, la tecnología, la cultura, las artes y/o los nuevos medios. Este fondo concursable apunta al desarrollo de productos atractivos, novedosos, innovadores y convocantes que además recojan las tendencias de las nuevas tecnologías.

Profesionales sobresalientes

“Cienciacuentos” se ejecutará durante 2013 y hasta el primer trimestre de 2014, y contará con un sobresaliente equipo de once profesionales, entre los que destacan el doctor Ramón Latorre, Premio Nacional de Ciencias y director del CINV-UV; el doctor Javier Vergara, especialista en educación de la Universidad de Playa Ancha; la socióloga y escritora María Elena Moreno, y el diseñador gráfico Alberto Rojas, ganador del premio Chile Diseño 2011 en la categoría Multimedia con el proyecto e-pig games!

A través de divertidas e interesantes historias, niños y niñas podrán aprender sobre diversos temas: señales eléctricas que se producen en nuestro cerebro (“Un computador se metió en mi cabeza”), los mecanismos básicos de las ilusiones ópticas (“Veo veo”), desarrollo del sistema nervioso fetal (“El cerebro de mi hermanito”), neuronas espejo (“Bostezan y bostezo”), entre muchos otros conocimientos científicos.

Pero fomentar la lectura científica no es una tarea fácil, puesto que la lectura no solo debe competir con otros modos de usar el tiempo libre, sino también con formas de entretención y de acceso a la información y al conocimiento propias del siglo XXI. Y esta realidad se agudiza cuando se quiere abordar un tema de contingencia mundial tan complejo como la neurociencia. Pero según los resultados del libro de expertos “Lectura y bibliotecas escolares: un objetivo estratégico para las políticas educativas y culturales” (Marchesi, 2011), un tiempo de lectura en cada una de las materias curriculares sería una buena estrategia para despertar el interés de los alumnos.

“Cienciacuentos”, y específicamente esta primera colección de “Neurocuentos”, pretende facilitar el trabajo docente en el aula en relación a los temas de neurociencia que abordarán, además de contribuir al fortalecimiento del lenguaje.

Bajo esta premisa, la directora del proyecto, Verónica Gálvez, señala que “será fundamental la recepción y compromiso de los actores educativos para que incorporen el sitio como un recurso de desarrollo lingüístico y didáctico, o ‘neurodidáctico’, entendiendo la neurodidáctica como una nueva disciplina que intenta configurar el aprendizaje de la forma que mejor encaje en el desarrollo del cerebro”.

Un privilegio

Además, la periodista del CINV agrega que “es un privilegio para mí tener el apoyo de un tremendo equipo de profesionales para desarrollar este maravilloso proyecto que pretende acercar la neurociencia no sólo a estudiantes y docentes, sino que también a los padres y comunidad en general. Siempre he pensado que los cuentos son atemporales y antietarios, ya que un día, al volver a leer un viejo cuento, nos podemos encontrar diciendo ¡ah!, ¡eso era!”.

No es desconocido el hecho de que existe un alto interés de parte del Ministerio de Educación por apoyar todos los procesos lingüísticos en la educación escolar, ya que el lenguaje es la vía central del desarrollo del aprendizaje, pues con él se generan los conceptos que movilizan todos los procesos de aprendizaje, en particular aquéllos que se albergan en la memoria a largo plazo. Por ello, este proyecto contribuirá a acentuar la relación entre los elementos que define el Mineduc con el propósito de facilitar el trabajo docente en el aula, en el tema de la neurociencia y el desarrollo del lenguaje.

Verónica Gálvez enfatiza que “no sólo queremos desarrollar el proyecto que presentamos, sino que además queremos mejorarlo, ya que pretendemos incluir una versión en audio que podrá ser descargada a través del sitio web, para que aquellos niños y niñas no videntes o que presentan problemas de lectura también tengan la posibilidad de aprender neurociencia a través de estas entretenidas historias”.

La neurodidáctica señala que es fácil aprender si la enseñanza nos ofrece los estímulos intelectuales que necesita nuestro cerebro. Además, sostiene que el que sabe cómo y bajo qué condiciones se modifica el cerebro al aprender, es quien puede enseñar mejor. Desde este punto de vista, esta primera colección de ocho cuentos será una herramienta potente, ya que reunirá a profesionales cuyo ámbito de trabajo es precisamente la neurociencia y la educación.

Leer más...

Destacan rol porteño en desarrollo de la ciencia

Fuente: www.mercuriovalpo.cl

Leer más...

Científicos de todo el mundo se reunieron en Valparaíso en el Octavo Congreso de Biofísicos

Fuente: www.biobiochile.cl (escuchar entrevista)

 

Por primera vez en Valparaíso se reunieron más de 150 científicos de todo el mundo para participar del Octavo Congreso Iberoamericano de Biofísicos, oportunidad en donde se dictó una charla a escolares con el fin de enseñar sobre electricidad en los seres vivos.

Así lo confirmó a La Radio, Miguel Holmgren, científico chileno investigador del Laboratorio de Neurofisiología molecular en el Instituto Nacional de Salud en Estados Unidos, quien dictó la charla a los menores destacando que en la región el estudio de la jibia ha sido enriquecedor para científicos a nivel mundial.

La actividad enmarca a Valparaíso como epicentro de la ciencia, en donde se abarcaron temas tan interesantes como el funcionamiento del cerebro hasta las moléculas, destacó Holmgren.

La instancia sirvió, según los mismos participantes, para generar intercambio de ideas, fortalecer redes y sobretodo lograr una actualización de conocimientos.

Leer más...