Noticias

La forma que tiene el cerebro para modificar comportamientos después de los errores

Por Hernán Álvarez / CINV

Equivocarnos es parte de la vida ante lo cual es interesante entender la forma en que el cerebro se enfrenta a los errores. Esto fue lo que investigó un equipo de científicos de la Universidad de Roma, y la fundación IRCCS Santa Lucia en Roma, Italia, quienes, motivados por el desconocimiento que existe sobre éste tema, estudiaron como nuestro cerebro reacciona posteriormente a detectar que nos equivocamos y prevenir que cometamos un segundo error.

Estamos en la comodidad de nuestro hogar, estamos descalzos, tranquilamente caminando, cuando de repente, de la nada, sentimos un golpe, específicamente del dedo más pequeño del pie. En ese segundo se nos vienen muchas cosas a la mente y en primera instancia tenemos ganas de gritar todo tipo de palabras que puedan aliviar el dolor agudo. Después, durante un tiempo, nos movemos cautelosos y más atentos, y cada vez que pasamos cerca de un mueble o por el lado de la cama, lo hacemos con más cuidado. Esto es algo que pasa siempre que cometemos un error, ya sea al dar vuelta un vaso o quemarnos cuando retiramos la comida del horno; la siguiente vez que lo intentamos somos más cuidadosos. Equivocarnos es parte de la vida ante lo cual es interesante entender la forma en que el cerebro se enfrenta a los errores. Esto fue lo que investigó un equipo de científicos de la Universidad de Roma, y la fundación IRCCS Santa Lucia en Roma, Italia, quienes, motivados por el desconocimiento que existe sobre éste tema, estudiaron como nuestro cerebro reacciona posteriormente a detectar que nos equivocamos y prevenir que cometamos un segundo error.

El proceso que realiza el cerebro cuando nos equivocamos se divide en etapas, y para graficarlo lo pondremos en un contexto. Imaginemos que estamos con un grupo de personas y somos los encargados de servir los vasos a los demás. Comenzamos a servir los vasos, servimos el primero, entonces ahí ocurre el primer proceso, en el cual nuestro cerebro realiza un chequeo de si nos equivocamos y esto es extremadamente rápido, ocurre aproximadamente un tercio de segundo después de realizar la actividad, ahí el cerebro comprueba si lo hicimos bien o mal, para continuar con el ejemplo supongamos que, en esta ocasión, lo hicimos bien.

Al servir el segundo vaso en el momento de estar colocando lo que sea que haya dentro de él, realizamos un pequeño desliz con la mano que lleva a darlo vuelta y derramar todo el líquido que contenía, ahí ocurre nuevamente lo anteriormente señalado y un tercio de segundo después nuestro cerebro detecta que nos equivocamos. Es aquí que comienza otro proceso, llamado “ajuste post-error”, encargado de efectuar cambios en nuestro cerebro a nivel de la actividad de las neuronas para así lograr hacer bien la tarea y evitar equivocarnos de nuevo, y poder volver a servir correctamente el vaso que antes dimos vuelta. Éste proceso fue el estudiado por los científicos, siendo algo pionero en las investigaciones relacionadas a esta etapa, debido a que, la información conocida hasta la fecha se enfoca, principalmente, en el proceso cerebral de detectar el error y no como éste cambia a nivel neural antes de realizar nuevamente la actividad.

La investigación se realizó en un grupo de 36 personas. El experimento se realizó en una habitación acondicionada donde los individuos estaban sentados cómodamente delante de un monitor, la silla en la cual estaban sentados tenía un botón colocado en el apoya brazo derecho. La actividad consistió en que se les mostrarían a los participantes cuatro imágenes, de las cuales había dos que indicaban que los sujetos tenían que apretar el botón y dos que significaban no apretarlo. El grupo de imágenes se mostró al azar y tenían la misma probabilidad de aparecer. Además, para analizar el funcionamiento cerebral se utilizó un electroencefalograma, que permite observar la actividad eléctrica del cerebro durante la realización de las tareas.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

Leer más...

CINV en la semana del Patrimonio

“A un costado de la histórica iglesia de La Matriz, una calle de adoquines serpentea suavemente hacia el cerro. Al fondo, ante una plazuela en la que crece un plátano oriental, se alzan los restos de un edificio. En diciembre de 2004 un incendio lo arrasó por completo, dejando en pie apenas la fachada, aunque el abandono había ido corroyendo sus cimientos desde hacía tiempo. Ahora, cuando en invierno la humedad y el viento arrecian, sus maderas ennegrecidas crujen y el adobe de sus murallas se desmigaja. Mirando a la calle Severin a través de las pocas ventanas que le quedan sin tapiar, le resulta difícil no dejarse invadir por la nostalgia de que el tiempo pasado siempre fue mejor. Pero falta poco para que eso cambie. Como viene ocurriendo prácticamente desde su primera construcción, hace más de doscientos cincuenta años, ese edificio ha vuelto a encontrar un destino.”

En la semana del patrimonio te queremos contar parte de la historia del lugar en que se emplazará el nuevo edificio del CINV

De convento a comisaría

“Quince años antes, en el patio central del edificio de la calle Severin resonaban las pisadas de botas militares. La sobria construcción de color blanco observaba desde su robusto torreón las idas y venidas de los carabineros, alojados en sus dependencias desde que en 1893 fueran destinadas a la institución para establecer el llamado retén de Santo Domingo. Todo el vecindario, la ciudad completa, conocían a ese inmueble emblemático del patrimonial Barrio de La Matriz por el nombre de Tercera Comisaría Puerto. No obstante su notoriedad, pasaba desapercibido gracias a su arquitectura discreta, a diferencia de la majestuosidad y exuberancia de otras edificaciones colindantes, como el palacio Astoreca o el Subercaseaux. Desde siempre, dicha austeridad había sido su principal característica. Tal vez la había heredado durante la Colonia de los que fueran sus inquilinos originales, los sacerdotes de la Compañía de Jesús. Las primeras veces había visto a dos de ellos pasear de sotana por sus inmediaciones, atendiendo en sus misiones a locales y vecinos de las haciendas inmediatas. Más adelante le llegó la noticia de que se habían instalado en el puerto, aunque no lo tuvieron fácil debido a la escasez de recursos y a los movimientos telúricos que hasta en dos ocasiones derribaron sus propiedades. Entonces se acercaron de nuevo hasta su emplazamiento. Observaron la humilde casa que en aquel momento se levantaba en su predio, valoraron su ubicación, próxima a La Matriz, al puerto y a los caminos de acceso al Almendral y a las haciendas vecinas, y finalmente se instalaron en su terreno con la intención de hacer del lugar la residencia definitiva de los jesuitas en Valparaíso. Corría el año 1742.”

En 1767 el rey Carlos III ordenó la expulsión de la Compañía de Jesús de los terrenos de la Corona española y sus indias, antes de marcharse los jesuitas solicitaronque el lugar fuese derivado a otra orden religiosa que continuara con las labores educativas, así fue como en 1786 el inmueble se traspasó a los padres dominicos.

“Efectivamente, en 1828 el antiguo convento jesuita, ya entonces en manos de los dominicos, fue elegido sede temporal del Congreso Nacional. En Santiago los ánimos políticos estaban muy exaltados y flotaba en el aire la tensión entre liberales y conservadores. Para la redacción de la nueva carta constitucional resultaba fundamental que las sesiones se realizaran en un ambiente de calma, algo de lo que el recinto religioso tenía mucho que ofrecer. El entorno resultó propicio y la carta magna cuajó. Sin embargo, el bloque conservador de la política se opuso fuertemente a esas disposiciones constitucionales, por lo que finalmente acabó estallando lo que todos preveían: una guerra civil que se extendería hasta 1830 y que conduciría a la rápida derogación y sustitución del documento. Meses antes del conflicto, el suelo de Valparaíso volvió a temblar y parte del área histórica quedó derruida. La sala de sesiones del Congreso, que no era otra que una de las dependencias de la residencia dominica, quedó deteriorada y amenazando ruina. Los representantes aprobaron por mayoría absoluta el traslado a Santiago, de modo que el carácter civil del que se había investido el convento de Santo Domingo duró poco más de un año.”

En 1851, un terremoto destruyó casi por completo las dependencias del convento, el estado en que quedó el edificio hizo que la intendencia decretara su demolición. Fue entonces que los dominicos decidieron vender sus terrenos al fisco. El Ministerio de Guerra llevó a cabo la construcción del Cuartel del Batallón de Infantería Cívica número 2, edificio que terminó de construirse en 1871.

Aunque algunas fuentes aseguran que el actual edificio de la calle Severin pertenece a una reconstrucción parcial del segundo piso tras el terremoto de 1906, otros afirman que se trata de una nueva construcción.

Conoce la historia completa del emplazamiento de nuestro nuevo edificio AQUÍ

Descarga el LIbro Refugio para Científicos en formato PDF AQUÍ

 

 

 

 

 

Leer más...

Campañas en Red

13 de mayo del 2017/SANTIAGO Proclamacion de candidatura de Alejandro Guillier en el Consejo FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Por Víctor Hugo Moreno, Andrea Lagos y M. Eugenia Fernández / Qué Pasa

Es La nueva manera de hacer campañas. Hoy, los candidatos utilizan servicios de especialistas en ingeniería electoral. Son más caros, pero gracias a éstos, el tiempo y el dinero que se destinan a conquistar votantes es utilizado con eficiencia. Y armar estrategias es más fácil. Los precandidatos presidenciales de la derecha Llevan la delantera. Tienen los recursos para costearlos y conocen mejor las experiencias internacionales exitosas en su uso.

El 16 de diciembre de 2016, un grupo de parlamentarios RN y UDI subió al piso 18 del edificio de Apoquindo 3000. En la oficina de Sebastián Piñera, le pidieron que fuera su candidato, pero el ex presidente ya iba varios pasos adelante. Estaba excitado, su nivel de entusiasmo, que siempre es alto, lo desbordaba. Ya planeaba su campaña. Y esta vez quería que fuese sofisticada, con altas dosis de información sobre los electores y el uso  de las redes sociales.

El 2% con el que elMauricio Macri, su amigo, había triunfado por sobre Daniel Scioli en la presidencial del 2015, fue atribuido, en gran medida, a su buen uso del Big Data y de su campaña digital.

Sebastián Piñera, al que le fascina competir, decidió entrar atacando en la nueva era electoral.

La ingeniería electoral es una mezcla del Big Data, de geolocalización (o georreferencia) y del perfilamiento del votante a partir de lo que éste exhibe en redes sociales (Twitter y Facebook)

Big Data son enormes cantidades de información que, procesadas con software adecuados, ayudan a identificar qué perfil tienen clientes, usuarios o votantes, en el caso de las campañas políticas.

Es el uso de analítica y no sólo de la demográfica en la política. Es dejar atrás las campañas del siglo XX para pasar a las del siglo XXI.

Hasta la última elección presidencial (2013), las campañas en Chile no habían incorporado variables econométricas.

Las empresas chilenas que prestan este servicio construyen su Big Data en base a fuentes de información como el censo, todo lo que el Servicio Electoral (Servel) provee  —votación en todas las mesas del país—, identificación de los ciudadanos por RUT, dirección, sexo, nacionalidad, y hasta qué auto manejan (registro automotriz), entre otros.

En otros países el servicio electoral puede entregar la identidad de quién votó y quién no voto en cada mesa. Eso, que no existe en Chile, resulta clave para proyectar el comportamiento en futuras elecciones y qué votantes (y cuáles no).

Con todo esto, los expertos realizan la “minería de datos” que es el cruce de información para perfilar a los votantes.

La geolocalización es otro componente de la ingeniería electoral y permite aterrizar la información que se obtuvo con el Big Data. Zonificando se detectan los problemas que existen en los distritos de los electores (contaminación, violencia, delincuencia, alza en cuentas de servicios básicos) y así se crean mensajes adecuados para cada área.

En las campañas por Facebook y Twitter, que también son parte de la ingeniería electoral, se utiliza el micro targeting. Es decir, se identifican usuarios y, según su perfil, llegarán a su muro de Facebook mensajes filtrados. Por ejemplo, en el distrito Little Haiti en Miami, durante la campaña presidencial de 2016, el comando de Trump bombardeó en el Facebook de estos haitianos con la noticia del fracaso de la gestión de la Clinton Foundation después del terremoto del 2010 en la isla. Lo que se quería era inhibir de votar a isleños pro- Hillary Clinton.

Poca ingeniería

En la política nacional las nuevas herramientas se están utilizando para crear mensajes para audiencias específicas. Con la georreferencia el candidato puede llegar a una feria, a un centro de madres, o a una junta de vecinos sabiendo qué decir.

Ingeniería electoral es el uso de analítica y no sólo de la demográfica en la política. Es dejar atrás las campañas del siglo XX para pasar a las del siglo XXI.

Desde el 2010 la empresa Georesearch ofrece un trabajo de perfilamiento que ayuda a dar en el blanco con el votante específico. Daniel Encina, su gerente general, señala que cerca de 70 candidatos han requerido sus servicios y que los costos van de los 5 hasta los 26 millones de pesos, dependiendo de qué candidatura sea.

El experto electoral y académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, cree que la infantería partidaria aún sigue siendo clave en el éxito de las campañas en Chile. Aquella vieja escuela de candidatos en la plaza pública, aún no muere. Un estudio de la DC analizó la primaria de 2013. Se descubrió que de los 189 mil votos que obtuvo el precandidato Claudio Orrego, la mayoría se consiguió gracias al trabajo desplegado por el partido en terreno.

—La infantería electoral sigue siendo un factor determinante en las campañas chilenas. Si son entregadas sólo al marketing es pan para hoy y hambre para mañana. Con el voto voluntario, los partidos deben movilizar sus bases. Se requiere de una red política donde las bases de cada comuna son claves—explica Morales.

 

Artesanales y adelantados

Chile Vamos, la Nueva Mayoría y el Frente Amplio son tres universos que no se topan. La centroderecha ha contratado a consultoras en ingeniería electoral que ya trabajan para ellos, pero la Nueva Mayoría y el Frente Amplio aún apelan al voluntariado en áreas donde se requiere expertise.

CHAÑARAL:Sebastian Piñera visita la Ciudad de ChañaralEn la campaña del senador Alejandro Guillier existen problemas de caja.  Hay un “comando de redes” para identificar los intereses de la gente. Están creando bases de datos para saber dónde dirigir el contenido de la campaña. Todo se hace a pulso, se apela a la “mística de las personas y de la ciudadanía”.

Tampoco en el Frente Amplio (FA) hay más que mostrar.  A diferencia de Guillier, sin embargo, contarán con fondos gracias al aporte fiscal que recibirán gracias a que irán a elección primaria en julio. Desarrollaron, eso sí, un software que cruza los datos extraídos en los diálogos ciudadanos que están celebrando (ha habido 100 con 15 mil personas inscritas para participar). Esto pasará a un grupo de expertos, abogados y economistas, que consolidarán las propuestas del programa. En el FA se utilizan redes sociales artesanalmente, sin conocimiento científico alguno.

—No hemos contratado a nadie, tenemos un equipo de comunicaciones del FA donde hay una sección de redes sociales. La mayor cantidad de la gente se ha enterado de nosotros a través de ellas. Después de las redes, viene en importancia la prensa y, finalmente, el trabajo en terreno—explica el coordinador programático del conglomerado, Jaime Peña.

En el equipo pequeño de la precandidata Beatriz Sánchez esperan lograr perfilar a sus votantes y llegar a ellos vía WhatssAp, comentaron desde su comando.

Un poco más armada está la precandidata DC Carolina Goic, según dice una fuente cercana a la senadora, se estructuró  un plan de medios, publicidad y un sistema de georreferencia. Contratarían este servicio con alguna de las empresas que trabajan en el tema.

Desde el año pasado, el comando de Sebastián Piñera ha estado trabajando en una estrategia. Para ello contrató a la empresa internacional Instagis, que ya había sido consultora en campañas exitosas como la de Cathy Barriga en Maipú y de Felipe Alessandri en Santiago. Según cuenta un diputado que conoce los servicios: “Tú puedes llegar a conocer los perfiles específicos de, por ejemplo, gente cercana a la centroderecha, de Maipú, de entre 30 y 40 años, conociendo sus hábitos culturales y de consumo”. Gracias a esta herramienta ya tienen identificado a un millón de potenciales votantes de la candidatura y los apodan “los azules”. A estos les envían mensajes específicos, por ejemplo, invitándolos a participar como voluntarios y en la primaria.

Beatriz SánchezEn marzo, además, el ex presidente nombró a Andrés Chadwick Costa, hijo del ex ministro del Interior del mismo nombre, para mantener una visión integral de las redes sociales.

Felipe Kast ha debido adecuar su puntería a la campaña primaria, buscando el electorado que lo diferencie de Sebastián Piñera y de Manuel José Ossandón, sus contendores. Álvaro Bellolio, ingeniero y socio de la empresa Seshat, que le presta servicios de Big Data y de geolocalización, dice:

—Se cree que en la primaria de Chile Vamos van a votar 1 millón 200 mil personas. El 70% de los que votan se concentran en 20 comunas que son las capitales regionales o comunas santiaguinas. En ese universo, nosotros localizamos en qué distritos (zonas) Kast tiene una ventaja con respecto a otros candidatos. Le damos esta información a su comando y así se realiza un trabajo territorial focalizado. No pierde tiempo en campañas en todo Chile que no van a tener resultados—explica.

El cruce que Bellolio cree que es el más acertado para encontrar potenciales seguidores de Felipe Kast es entre quienes votaron por el ex ministro de Hacienda Andrés Velasco en la primaria del 2013 y que en la presidencial de ese año dieron su respaldo a Evelyn Matthei. Descubrir ese nicho es lo valioso. Son personas liberales en lo económico y valórico, pero que jamás darían su voto a Michelle Bachelet.

 

Google gran hermano

El investigador de biología computacional de la Fundación Ciencia & Vida y Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, Tomás Pérez -Acle, cree que en Chile esta área aún no se trabaja de forma profesional.
—En Chile todo esto está en pañales. He visto medio preocupado gente que sale en los medios hablando sobre el uso de las redes sociales, pero no entienden la estructura que hay detrás porque las redes son muy matemáticas. Si uno no entiende estos patrones, estás dando finalmente palos de ciego—explica.

La mejor base de datos de Chile, después del Servicio de Impuestos Internos, la tiene Google, dice Álvaro Bellolio, dueño de Seshat, que trabaja con Big Data: “Google tiene identificados a 10 millones de personas y no más de 6 millones de chilenos votan”. ¿Cómo construye su base? Google sabe demasiado de nosotros. Cualquiera que utilice el buscador Google, el correo gmail, mire videos en Youtube; deja trazos de identidad e intereses.  Con el uso del celular inteligente se puede geolocalizar e incluso saber por los  lugares en los que transitan los potenciales electores.

Dentro de los usos de la ingeniería electoral están encuestas que se encargan a Google. Son más baratas que las antiguas telefónicas que tienen un gran problema: la muestra de hogares se construye en base a líneas de teléfono fijas que están casi en extinción.

 

bombardeo

Antes del referéndum de junio del 2016, las encuestas tradicionales decían que el Brexit —opción de los ingleses por abandonar la Unión Europea —perdería.

Carolina Goic presenta los ejes programáticos de su campaña presidencialLas redes sociales y los medios de comunicación masivos se sumaron a este aire triunfalista. Ignoraron el fenómeno Shy Tory (el conservador tímido). Aquellas personas que no tienen ánimo de contradecir el ambiente progresista y optan por no contestar las encuestas, Mientras, el trabajo de la empresa Cambridge Analytica se hacía personalizadamente y sin estertores. El progresismo confió en los métodos tradicionales. Y perdió.

En el 2012 en Inglaterra se construyeron perfiles definidos de personas en base a los “me gusta” en Facebook. La empresa que comenzó con esto fue Cambridge Analytica, la misma del Brexit, que fue contratada por Donald Trump en EE UU, también con éxito.

Sobre la base de un promedio de 68 “me gusta” de un usuario de Facebook se pudo predecir el color de su piel, su orientación sexual,  su afiliación al Partido Demócrata o Republicano, y muchísimo más.

Además, se identificó dónde no conviene hacer campaña.

El profesor de la Universidad de Chicago, experto en Big Data y campañas, Anthony Fowler, cuenta que en la presidencial, Donald Trump, no hizo campaña territorial en Nueva York ni en California. En esos estados Clinton tenía el 80% del voto popular. “Trump se concentró en los núcleos urbanos de clase media que habían sido golpeados por la globalización. Los estados de Michigan (Detroit) y Pennsylvania, por ejemplo, que son tradicionalmente demócratas”. Contó con encuestas tradicionales y la información exacta conseguida con técnicas de ingeniería electoral. Así identificó los bolsones de descontento.

Pero antes que Trump, el verdadero pionero en minería de datos y micro targeting fue el equipo de la campaña presidencial Obama 2012. Se le llegó a apodar Mr. Big Data President y su equipo tuvo que salir a desmentir que intentasen “venderlo” como quien lo hace con una bebida Cola.

Aunque Obama y los más visionarios líderes estén obsesionados con estas técnica son sólo herramientas que puede utilizarlas quien las pague, pero que no garantizan el éxito.

—No podemos predecir. Lo que hacemos es sólo interpretar millones de datos. Es un trabajo donde adivinamos en base a pistas. No es una ciencia— termina Fowler.

Lee el artículo original en Revista QUÉ PASA

Leer más...

Estudio determina que los seres humanos pueden identificar un billón de olores

Por Teresa Vera y Melisa Forno /LUN

“Tenemos una habilidad olfatoria que no es ni mejor ni peor que algunos mamíferos, sino que distinta” Kathleen Whitlock

Que el ser humano tiene un peor olfato que perros y roedores es más mito que una hipótesis basada en hechos. Por lo menos así lo estimó el neu­ rocientífico John McGann, que durante14 años hurgó en investigaciones sobre el tema y concluyó que los humanos y otros mamíferos olfateaban de forma similar. Su pesquisa fue publicada este mesen la revista “Science”.

Un billón de olores

El investigador sobre comportamiento y neurociencia del Departamento de Psicología de la Rutgers Universtiy (New Jersey, Estados Unidos) dice a LUN que su trabajo “compara el tamaño y el número de neuronas en los bulbos olfatorios humanos (estructura cerebral que recibe información olfativa de la nariz) con los de otras especies y tenemos muchas similitudes importantes”. El académico explicó que” todos los seres humanos pueden discriminar en torno a un billón de olores diferentes, mucho más que lo que han afirmado libros de psicología mal fundamentados que han insistido en que solo podemos detectar unos 10.000 olores diferentes”. la creencia del menor poder olfativo responsabiliza a Paul Broca, un cirujano cerebral francés del siglo XIX, que postulaba que una persona racional no se podía dejar dominar por el sentido del olfato, y que el olor estaba más ligado a una percepción animal.

Hombre, perro y ratón

Los humanos, roedores y perros tienen un buen sentido del olfato, pero son diferentes entre sí. Un perro o un ratón es mejor que un humano en algunos olores y los humanos mejores que perros y ratones en otros. Por ejemplo, el hombre es más sensible que un perro al ácido valérico (que se encuentra en la raíz de la planta Valeriana) o un compuesto que se encuentra en los plátanos”, dice McGann, y agrega que “el perro puede ser mejor cuando se trata de distinguir orina, pero los humanos pueden discriminar de mejor forma los olores del vino tinto”.

Mirar a huevo

“Estoy de acuerdo en que sí tenemos buen olfato y podemos re­ conocer pequeñas cantidades desodorantes. El sistema olfativo es un sensor químico de moléculas volátiles”, explica el doctor Rómulo Fuentes, investigador del Instituto Milenio Neurociencia Biomédica, BNI, de la Universidad de Chile. Y agrega: “Mc Gann mira a huevo el hecho de que los ratones tienen mil receptores olfatorios distintos y el ser humano solo 400, lo que nos hace menos capaces de discriminar con olores parecidos. No somos malos, pero los perros tienen más capacidad, por ejemplo, para detectar drogas en maletas, lo que no puede hacer el ser humano con solo su olfato”.

María Pía Vallejos, otorrinolaringóloga de clínica Avansalud, destaca que “el mérito de la revisión de McGann es que puso en el tapete un sentido que estaba dejado de lado. En los síntomas precoces del Alzheimer, por ejemplo, se pierde el olfato. El apego de la madre es por el olfato y por este sentido se puede detectar el olor a gas. La gente lo nota solo cuando lo pierde”.

Detector de feromonas

Francisco Aboitiz, doctor en neurociencia y director del doctorado en Neurociencia de la Universidad Católica, agrega que con la evolución, el sistema olfatorio no ha cambiado tanto, pero sí se ha agrandado el resto del cerebro en volumen y número de células. Esa relación importante le faltó destacar en el artículo al neurocientífico. Podemos tener un olfato comparable con otros mamíferos, pero tenemos una vista que es muy superior”. También resalta que “,hemos perdido la capacidad de la comunicación social por el olfato, no tenemos detecto· res de feromonas. Por eso, cuando sentimos atracción por otra persona, es básicamente por la vista”. Fuentes agrega que “en el ser humano el sistema vomeronasal, el detector de feromonas, está atrofiado, no así en los perros, por ejemplo, que se acercan para detectar si es macho o hembra”. Roberto Arias otorrinolaringólogo de clínica Indisa, estima que “la revisión de Mc Gann tiene un asidero poco claro. No está totalmente claro que tengamos tan desarrollado el olfato, a lo mejor podríamos tener la capacidad para desarrollarlo. No lo necesitamos para buscar pareja con el olfato o para sobrevivir”.

Memoria olfativa de los peces

Kathleen Whitlock, neurobióloga, especialista en genética y desarrollo del sistema nervioso, del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, resalta lo que actualmente se maneja en el mundo científico. “Tenemos una habilidad olfatoria que no es mejor ni peor que algunos mamíferos, sino que distinta. Por ejemplo, experimentos en laboratorios han demostrado que las hembras ratonas distinguen, mediante el olor, la orina de un determinado macho para cruzarse y por eso busca a la especie macho más diversa genéticamente. El ser humano no lo puede hacer, pero sí somos más sensitivos para detectar el olor de un componente de la sangre humana”. Otro caso ilustrativo es el de los peces. Tienen una memoria olfativa similar a la de los humanos lolos más estudiados son los salmones silvestres. Está demostrado que ellos retornan al río en el cual nacieron utilizando solamente su capacidad olfativa”.

Lee el artículo completo en LUN

Leer más...

¿Fue bueno mantener la hora en Magallanes?

Por Juan Morales /LUN

Neurobiólogo dice que fue un error. John Ewer dice que despertar tan de noche afecta el rendimiento académico y la productividad laboral.

Lee la entrevista en LUN

Leer más...

#CambiodeHora Carta de John Ewer en La Tercera

Lee la Carta en LA TERCERA

Leer más...

Ministro de Energía y Dr. John Ewer debaten sobre la conveniencia del huso horario de nuestro país.

Experto propone que Chile retrase la hora en 120 minutos

John Ewer rechazó que se mantenga el horario en la Región de Magallanes.

Espera que el huso horario se equipare al de Lima.

El doctor John Ewer, del Instituto Milenio, explicó en Cooperativa su propuesta de atrasar la hora 120 minutos en vez de una hora, equiparando el huso horario al de Lima por sobre Brasilia.

En diálogo con Una Nueva Mañana, Ewer destacó que “nosotros somos muy sensibles a la luz, la luz decide cuando empieza el día. Si el sol se levanta más tarde, nosotros nos despertamos más tarde”.

“En un día de trabajo el despertador va a sonar a las 06:00, 07:00 y eso significa que hay una diferencia de dos o tres horas entre cuando tu te despiertas sin despertador o con despertador. Ese déficit de dos horas te pasa la cuenta”, añadió.

“Hay que fijar el huso que le corresponde. Si uno se fija en los países grandes, en los que se preocupan como Estados Unidos tienen cuatro horarios”, precisó el experto.

Ewer aseveró que “en la época de Frei tuvo sentido por motivos energéticos, eso ya no corre hoy día (…) el cambio que vamos a tener este sábado va a ser bueno, en el sentido de que vamos a tener una hora más para dormir”.

Al ser consultado sobre la decisión de no cambiar el horario en la Región de Magallanes, Ewer indicó que “me parece mal, porque se consultó a las personas que hacen ruido, a los adultos, no se consultó a los niños y tampoco a las personas que tienen que lidiar con el aprendizaje de los jóvenes y tampoco se ha estudiado el impacto sobre la salud de los habitantes”.

En relación a estos puntos, el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, indicó que “los elementos que surgieron ahí básicamente ni siquiera son energéticos, eran temas de seguridad, de accidentes, incluso en término de delito por la mañana, ausentismo escolar, todo lo que llevó a la necesidad de tener este horario de invierno”.

“Efectivamente si uno se coloca en el mapa, desde ese punto de vista, es un horario distinto. Las decisiones en distintos momentos fueron por razones distintas”, precisó, añadiendo que en 2019 se definirá una nueva política en este tema.

“En el caso de Magallanes nos pareció importante valorar esta hora de luminosidad y las consecuencias positivas que eso puede tener”, sentenció Rebolledo.

Escucha el AUDIO de la entrevista haciendo click AQUÍ

¿Fue bueno mantener la hora en Magallanes?

#CambiodeHora Carta de John Ewer en La Tercera

Mantener el horario de invierno durante todo el año sería beneficioso para la salud según experto

“Si la gente prefiere creerle más a una persona en la televisión que averiguar los datos, estamos mal” John Ewer en Mercurio Valparaíso

 

Leer más...

Mantener el horario de invierno durante todo el año sería beneficioso para la salud según experto

Por EL MOSTRADOR Vida

Investigador de la Universidad de Valparaíso asegura que despertarse con luz del día es fundamental para el organismo y que el próximo cambio de hora debiera prolongarse todas las estaciones e incluso, retrasarse en una hora más.

Mantener el horario de invierno durante todo el año, es la medida que promueve el Dr.  John Ewer, científico del Instituto Milenio, Centro Interdisciplinario de Neurociencia, de la Universidad de Valparaíso, CINV. Esto ya que asegura que tras años de investigación concluyó que necesitamos la luz del sol para funcionar.

El próximo cambio de hora, permitirá retrasar los relojes en sesenta minutos, aportando menos oscuridad a nuestro despertar. Para Ewer lo óptimo sería prolongar esta medida todo el año. Pero aún más beneficioso, explica, sería establecer un horario único que atrase la hora en 120 minutos.

Más luz, más salud

“La hora en que se levanta el sol es por lejos la señal más importante para fijar el horario de nuestro reloj biológico, que es el sistema que regula cuando despertamos. Levantarse a oscuras, hace que la mayoría de la población comience cada día con un déficit mayor de sueño, lo que afecta su estado de alerta, desempeño, y salud, volviéndose además más irritables y estresados. Este efecto es más agudo en menores y jóvenes, cuyo aprendizaje se ve enormemente perjudicado, pues no están completamente despiertos durante las primeras horas del día”, señala el neurocientífico.

Frente a este escenario, el Dr. Ewer señala que debemos adoptar un horario en que el sol se levante en la hora que necesitamos para despertar. “Ello ocurriría si nuestro país eligiera el horario que le corresponde por su posición planetaria. Si éste fuese el que le corresponde a Chile (UTC – 5h), que es similar al de Perú, Colombia, y Ecuador, y no el actual (UTC – 3), el sol se levantaría ahora a las 6:30 de la mañana, momento en que despertaríamos naturalmente y sin déficit de sueño”.

Esta medida sería benéfica para la población y el país, asegura el científico, ya que mejorar el desempeño y salud, también tendría eco en la productividad y calidad de vida de los chilenos.

Nuestro reloj y calidad de vida

Según afirma Ewer, es un error pensar que el cuerpo se adapta a cualquier horario. El caso de naciones nórdicas donde se funciona con muy poca luz en el invierno, es un ejemplo de ello. “En estos países la venta de antidepresivos es alta y mayor a la de otros países OECD. También es alta la prevalencia de la llamada “depresión estacional”, causada por la falta de luz, sobre todo al amanecer”.

Por otro lado, la vida humana requiere que existan personas despiertas y alertas durante la noche: nocheros, cirujanos, camioneros, pilotos y guardias. “Y eso, debido a nuestra biología propiamente diurna, es complicado, a pesar de que la sociedad lo necesita. Se requiere que estas personas no sólo estén despiertas, sino alertas, y obligarlas a ello puede generar una serie de problemas a la salud. Por ejemplo, se ha visto que los nocheros, al largo plazo, tienden a  desarrollar hipertensión, obesidad, diabetes o desórdenes hormonales que los vuelven personas estresadas”, explica.

Lee el artículo original en EL MOSTRADOR

Leer más...

Con la técnica de la resonancia magnética científicos buscan descifrar la fascinación por la música

Por Jesús Olivares/ CINV

Matthew E. Sachs, junto a un equipo de investigadores de las Universidades Harvard y Wesleyan en Estados Unidos, publicaron en marzo de 2016 los resultados de una investigación que trata de responder por qué al activarse los circuitos de recompensa estos elaboran respuestas intensamente placenteras en algunos individuos y en otros no, frente a un estímulo musical.

No importa si eres metalero, escuchas sólo música docta o te gustan Los Blops, si tienes un estilo musical preferido, seguramente habrás experimentado más de un escalofrío al escuchar tu “tema favorito”, y no me refiero a un escalofrío metafórico, me refiero a la sensación particular de percibir un estremecimiento físico placentero frente a algunos de los acordes que escuchas en ese momento. Por otro lado, habrá también lectores que no entenderán a lo que me refiero, pues para ellos la música no significa otra cosa que sonidos armoniosos que le sirven para pasar el rato, como una especie de relleno en su vida o algo que es necesario sólo con el fin de poder bailar, en el fondo personas a las que no les gusta, en apariencia, la música.

Si bien existe variabilidad en cuanto al gusto por la música, es importante decir que en todas las civilizaciones de las que se tiene registro ha existido la expresión musical, de forma que la música tendría un rol cultural universal.

Entonces, ¿por qué a algunas personas les provoca placer la música, mientras que a otras no? En primer lugar, hay que tener en cuenta que cuando se trata de artes visuales, música o poesía, el placer que sentimos es un placer estético y existe toda una rama de la neurociencia que estudia este fenómeno.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

Leer más...

“Si la gente prefiere creerle más a una persona en la televisión que averiguar los datos, estamos mal” John Ewer en Mercurio Valparaíso

Por Cristián Rodríguez F./ Mercurio Valparaíso

Que el cáncer es el resultado de una vida llena de odio y que los terremotos se pueden predecir. Ambas teorías, la primera del médico de la Universidad de Chile Ricardo Soto y la segunda de un grupo de científicos franceses, han sido duramente criticadas en los últimos días por la comunidad científica.

“Es una lata que una persona que dice ser un doctor esté dando esos consejos. Si efectivamente no hay sustento, la gente con cáncer se va a creer que es mala por mucho que no se sienta así”

Según explicó el investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), John Ewer, cualquiera “podría armar un relato” de este tipo, pero que a la hora de validarlo científicamente “no existen datos que sustenten la idea”.

– ¿Cómo enfrenta la comunidad científica todas estas aseveraciones sobre los terremotos, por ejemplo, y el desarrollo de un cáncer en una persona?

– Es extraña toda esta tendencia porque la ciencia no se pronuncia sobre las cosas de manera dogmática, sino que las investiga. La ciencia puede predecir temblores en términos aproximados, por las condiciones geográficas de Chile que está en el encuentro de las placas de Nazca y Sudamericana. Entonces, esta región acumula tensiones con el tiempo, la que no se ha ido para ningún lado, por lo que efectivamente va a haber un terremoto. Ahora, cuándo va a pasar, uno podría basarse en el registro histórico y decir en algunos años, pero tampoco puedes decir que ocurrirá el 13 de octubre y a una determinada hora.

– ¿Y en el ámbito de la salud?

– Como en todo, hay que mirar los datos. Cuando uno mira esta aseveración de que el cáncer es causado por acumulación de odio, a priori no hay razón para pensar que que sí ni que no. Uno podría decir que una persona con mucho odio está estresada, por lo que tiene hartas hormonas de estrés, los que a la larga son esteroides que podrían afectar las células. Se podría armar un cuento que explique por qué el odio causaría un cáncer. Pero ahora hay que ir a ver los datos. Y si uno los mira, no hay ninguno que apoye esa idea.

– ¿Qué valor le dan a teorías de este tipo?

– Es una lata que una persona que dice ser un doctor esté dando esos consejos. Si efectivamente no hay sustento, la gente con cáncer se va a creer que es mala por mucho que no se sienta así. Es muy distinto a que te digan que si fumas desarrollarás un cáncer de pulmón. Ahí sí hay datos. Es un servicio negativo para la comunidad.

– ¿Será la desconfianza en el país que hace que estas teorías tengan gran impacto en las personas?

– No es tanto un tema de desconfianza, sino que de desinformación. Si la gente prefiere creerle más a una persona en la televisión que ir a averiguar los datos primero, estamos mal. El conocimiento se basa en estudios, datos, y si no avalan esa postura no es válida nomás. No es una cosa de ideología. Se le está haciendo un flaco favor a personas que ya tiene suficientes problemas. Tener un cáncer no es ningún chiste, y si además te dicen que es por culpa tuya, peor aún.

Cambio de horario

“Un horario único es la mejor manera de funcionar. Los humanos le ponemos mucha atención a la hora en que se levanta el sol. Cuando más tarde se levanta el sol, más tarde se levanta uno”

– Estamos ad portas de un nuevo cambio de horario, del cual usted siempre ha sido crítico.

– El cambio que vamos a tener es bueno en el sentido de que va a hacer que el sol se levante más temprano. En este momento está amaneciendo tipo 8:30 y los humanos le ponemos mucha atención a la hora en que se levanta el sol, que es lo que determina cuando uno se despierta. Cuando más tarde se levanta el sol, más tarde se levanta uno.

– ¿Por qué lo ideal sería tener todo el año un mismo horario?

– Porque un horario único es la mejor manera de funcionar. El que nos corresponde por la posición planetaria es el de Perú, que son dos horas menos a la nuestra. En ese horario, el sol se levanta alrededor de las 7 horas, y tú naturalmente te despertarías a esa hora. El problema no es el cambio de ahora, sino que el de tres meses más, cuando lo vuelven a cambiar. Ese es el doloroso, porque vuelves a perder una hora más de sueño.

– Tras experimentar un año con un mismo horario -el de verano-, el Gobierno decidió echar pie atrás y volver a dos sistemas…

– Es que ese fue el peor horario porque se mantuvo el de ahora. Eso significaba que en pleno invierno el sol se levantaba a las 9.30, y en un día de colegio lo hacen a las 7. Por tanto, todos los días de colegio tenías un déficit de sueño de tres horas, lo que pasa la cuenta en el aprendizaje.

– ¿Y qué espacios ha tenido la ciencia en estas decisiones?

– Poco. No entiendo por qué todos los ministros insisten en mantener los horarios cuando los datos están. Ellos lo saben. No entiendo por qué la ciencia en Chile no informa a las políticas. Es una cuestión rarísima.

– ¿Por qué?

– La ciencia que se hace en Chile es muy buena, lo que pasa es que no hay un mecanismo de conversación desde la ciencia hacia la política. Es una tragedia por dos lados. Uno, porque no se aprovechan estos recursos; y lo otro, porque la ciencia aparece siendo como un lujo y terminan diciendo que si no sirve para nada, entonces para qué la vamos a financiar. Después lo hacen porque la OCDE recomienda tal porcentaje del PIB. Es una pena porque es un recurso que está ahí.

Lee la entrevista original en MERCURIO VALPARAÍSO

Leer más...