Noticias

Científica del Centro de Neurociencia avanza en estudio de miopatía muscular

Doctora Arlek González centra sus estudios en grave patología.

Desde los laboratorios del Centro Interdisciplinario de Neurociencia, de la Universidad de Valparaíso (CINV),la Dra. Arlek González, investigadora del Instituto Milenio, avanza en la comprensión de las miopatías hereditarias, un conjunto de enfermedades neuromusculares para las cuales no hay cura, y que afectan a alrededor de 6 mil chilenos.

“Es una patología progresiva que conlleva a un deterioro paulatino de la función muscular “

Arlek González, Científica del CINV”

González, bioquímica y oriunda de la ciudad de Los Vilos, descubrió un factor clave en el origen de la miopatía dominante centronuclear, desorden que genera debilidad muscular progresiva en músculos faciales y oculares, así como atrofia irreversible de la musculatura esquelética distal -extremidades-, pudiendo llevar a la invalidez.

Esta enfermedad, que afecta a hombres y mujeres por igual, es causada por diversas mutaciones en un gen encargado de producir una proteína llamada dinamina II, la cual se expresa en distintos tejidos y cumple un rol importante en la formación y funcionamiento de las fibras musculares.

“Los pacientes debutan con la enfermedad en la adultez temprana, alrededor de los 20 años. Los primeros síntomas son debilidad muscular y mucha fatiga. Es una patología progresiva que conlleva a un deterioro paulatino de la función muscular en la que, dependiendo de la severidad con que se manifiesta, los afectados pueden perder la capacidad de caminar, quedando en silla de ruedas”, comenta la investigadora.

Junto a la Dra. Ana María Cárdenas, investigadora de CINV y quien fuera su tutora de tesis doctoral, la Doctora Arlek González analizó de qué manera estas mutaciones en el gen de dinamina II afectan la función de esta proteína en las fibras musculares.

“En nuestro trabajo observamos que hay una función muy importante que está afectada, relacionada con el tráfico intracelular, es decir, con cómo viajan ciertas proteínas a la membrana de las células. Observamos que en células musculares en las que dinamina II está mutada existe otra proteína, el transportador de glucosa GLUT4, que no está llegando bien a la membrana de la célula y eso no se había descrito anteriormente”, comenta.

Lee el artículo en MERCURIO VALPARAÍSO

Leer más...

Chilena lidera investigación sobre enfermedad muscular en Valparaíso

Investigadora descubrió un mecanismo implicado en el origen de la miopatía centronuclear, enfermedad muscular congénita aún sin cura.

A sus 36 años, la investigadora del Instituto Milenio, Centro Interdisciplinario de Neurociencia, de la Universidad de Valparaíso (CINV), Dra. Arlek González, está avanzando en la comprensión de las miopatías hereditarias, un conjunto de enfermedades neuromusculares para las cuales no hay cura y que afectan a alrededor de seis mil chilenos.

La Dra. González descubrió un factor clave en el origen de la miopatía dominante centronuclear, un desorden que genera debilidad muscular progresiva en músculos faciales y oculares, así como atrofia irreversible de la musculatura esquelética distal (extremidades), pudiendo llevar a la invalidez. Esta enfermedad, que afecta a hombres y mujeres por igual, es causada por diversas mutaciones en un gen encargado de producir una proteína llamada dinamina II, la cual se expresa en distintos tejidos y cumple un rol importante en la formación y funcionamiento de las fibras musculares.

“Los pacientes debutan con la enfermedad en la adultez temprana, alrededor de los 20 años. Los primeros síntomas son debilidad muscular y mucha fatiga. Es una patología progresiva que conlleva un deterioro paulatino de la función muscular en la que, dependiendo de la severidad con que se manifiesta, los afectados pueden perder la capacidad de caminar, quedando en silla de ruedas”, comenta.

Junto a otra investigadora del CINV, Dra. Ana María Cárdenas, la Dra. González analizó de qué manera estas mutaciones en el gen de dinamina II afectan la función de esta proteína en las fibras musculares. Explica que ya se sabía que en esta enfermedad existe una alteración en la estructura y función del músculo esquelético, pero hasta el momento no se conocía el mecanismo a través del cual las mutaciones en dinamina II generaban este problema.

“En nuestro trabajo observamos que hay una función muy importante que está afectada, relacionada con el tráfico intracelular, es decir, con cómo viajan ciertas proteínas a la membrana de las células. Vimos que en aquellas células musculares en las que dinamina II está mutada, existe otra proteína –el transportador de glucosa GLUT4– que no está llegando bien a la membrana de la célula y eso no se había descrito anteriormente”, comenta la Doctora en Neurociencias.

El hallazgo es “curioso”, dice la bioquímica, ya que las alteraciones en la expresión y y en la función de esta última proteína también se han asociado a resistencia a la insulina y diabetes, aunque aún no existen estudios que logren vincular a ambas enfermedades.

Los experimentos se han realizado en líneas celulares y en fibras musculares aisladas de un modelo animal con enfermedad, y la siguiente fase es investigar qué sucede a nivel sistémico en los animales con miopatía centronuclear. Comprender cómo se desarrolla esta enfermedad es central para las investigadoras del CINV, ya que sólo conociendo los mecanismos fisiopatológicos en profundidad es posible diseñar, a futuro, mejores herramientas terapéuticas o modular los elementos involucrados en el origen de las enfermedades.

Trastorno muscular

Según cifras del CINV, las miopatías hereditarias son un conjunto de enfermedades raras que afectan a unos seis mil chilenos, duplicando con ello a la incidencia mundial. La enfermedad puede ser pesquisada mediante la extracción de algunas células obtenidas por biopsia muscular y tecnologías de biología molecular. Estos exámenes permiten constatar una posición particular de los núcleos en las fibras musculares, los cuales se desplazan hacia el centro en vez de estar en la periferia. Dicha característica es lo que da el nombre a la patología.

Por el momento no existe cura para este mal, pero algunos centros extranjeros están apuntando a desarrollar terapias génicas.

“En nuestro caso, nuestro primer objetivo es entender qué está pasando, de qué manera las mutaciones en el gen de dinamina II causan la enfermedad muscular y a partir de eso tratar de crear una terapia en el futuro. Recién estamos abordando estos aspectos, pero sin duda comprender algunas de las funciones que se ven dañadas es un paso fundamental. Ahora estoy trabajando financiada por un Fondecyt postdoctoral y uno de los objetivos del proyecto es evaluar si efectivamente esta alteración en la llegada del transportador de glucosa GLUT4 a la membrana de las fibras musculares, tiene efectos a nivel sistémico en los modelos animales”, explica la Dra. González.

Los estudios también cuentan con el apoyo del Dr. Marc Bitoun, del Instituto de Miología en París, en el que se desarrolló el modelo animal de la enfermedad que expresa la mutación en dinamina II. Ahí también cuentan con un banco de biopsias humanas, de mayor magnitud al que existe en nuestro país.

Dentro de los desafíos a futuro, está evaluar estos mismos aspectos en pacientes. En ese contexto, la investigadora mantiene una colaboración con el neurólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, Dr. Jorge Bevilacqua, quien atiende a pacientes con miopatía centronuclear y ha caracterizado mutaciones en dinamina II en un grupo importante de familias chilenas.

Lee la crónica en el Portafolio Salud del DIARIO FINANCIERO

Leer más...

Columna de Kathleen Whitlock en El Mercurio de Valparaíso

Lee la columna en MERCURIO VALPARAÍSO

Leer más...

Convocatoria 2018 Doctorado en Ciencias, mención Neurociencia

 

 

Nuestro Programa está destinado a formar investigadores interesados en el desarrollo, la estructura, y la función del sistema nervioso. Las fortalezas del Programa se encuentran en la fisiología molecular y biofísica, la neurociencia computacional, la neurociencia sensorial, la plasticidad neuronal y la neuropatología, y el desarrollo y la neurogenética.

Todo estudiante chileno o extranjero aceptado al Programa tendrá financiamiento garantizado por 4 años.

La Convocatoria año 2018 estará abierta hasta el 31 de octubre 2017. Los interesados deben seguir las instrucciones de nuestra página web www.dnuv.cl bajo la pestaña “Para postulantes”. Se les solicita además registrarse en:
http://postulacionpostgrado02.uv.cl/SPPExterno-war/mainInteres.jspx

Consultas: 56-32-2508402 secretaria.dnuv@uv.cl

Leer más...

Director del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, CINV. Dr. Ramón Latorre será protagonista en “País Cultural” de UCV TV

A las 18:15 de mañana sábado se transmitirá el primer conversatorio dirigido por Eduardo Tironi. 

El Dr. Ramón Latorre, director del Instituto Milenio, Centro Interdisciplinario de Neurociencia, de la Universidad de Valparaíso,  CINV, será el protagonista de cuatro capítulos del programa “País Cultural”, conducido por Eduardo Tironi y transmitido cada sábado a las 18:15 horas por UCV TV. El espacio, orientado a difundir personalidades y actividades vinculadas con el arte, la cultura y la ciencia, profundizará en distintos temas relacionados con las actividades de investigación y aspectos más cotidianos del Premio Nacional de Ciencias Naturales, 2002.

Tironi destacó la visión de recuperar Valparaíso, que propone el neurocientífico, promoviendo la fusión de la ciencia con el arte. “Ramón Latorre es un hombre que, a través de la exploración científica y una mirada más abierta al mundo de la investigación, está aportando significativamente en el fortalecimiento de la identidad cultural de Valparaíso, transformándose en un aporte para la región y el país. Es por eso que estamos convencidos que no solo nuestra ciudad debe conocer su pensamiento, sino todos los chilenos”.
El Asesor de Programas Culturales de UCV TV enfatizó en la labor que el CINV desarrolla en materia de neurociencia y valoró el hecho que un centro de investigación de primera línea esté ubicado fuera de la Región Metropolitana. 

Después de entrevistar al Dr. Latorre, ¿cuál fue su experiencia de conocerlo más en profundidad y qué aspectos puede destacar de él como ser humano y como científico?

“Yo conozco a Ramón desde hace muchos años. Hemos tenido innumerables conversaciones y de ellas han nacido las ganas de entrevistarlo. En el programa solo hacemos entrevistas cuando creemos que podemos hacer un aporte especial y Ramón Latorre es un ejemplo de ello. Él tiene una capacidad notable para comunicar. Me tocó verlo cuando presentó el programa Ciencia Al Tiro, de Kathleen Witlock, y esta exposición fue espectacular, entretenida y llamativa, muy apropiada para los niños”.
Eduardo Tironi asegura que la palabra bien dicha vale más que mil imágenes y “una palabra con emoción y pasión sobre lo que se está haciendo, tiene importancia para el público, que va a descubrir a un hombre más allá de la ciencia. Y Ramón Latorre tiene una capacidad de expresarse en forma simple, sobre cosas difíciles y eso es un gran aporte”.

¿En estas cuatro entrevistas también se exhibirá material realizado en  CINV?

“Vamos a mostrar elementos del nuevo edificio y algo sobre el laboratorio de Montemar, vinculado al documental que también exhibimos hace unas semanas”.

Más allá de documentales extranjeros

Para Tironi, la importancia de transmitir espacios dedicados a la cultura nacional es de vital importancia para la televisión chilena. A pesar que el Consejo Nacional de Televisión, CNTV, exige que cada señal abierta exhiba semanalmente al menos cuatro horas de programación educativa, generalmente en éstas son programados documentales extranjeros de animales salvajes.   “En UCV TV queremos dar a conocer temas interesantes que apunten más al ser humano y a su comportamiento. Al ser un canal que pertenece a la Universidad Católica de Valparaíso tenemos esa inquietud”, explicó.

Santiago no es Chile

Eduardo Tironi se refiere a la importancia de valorar las diferentes actividades culturales que se realizan a lo largo del país, como es el caso del Festival de Cine de Valdivia, considerado un referente en la materia a nivel latinoamericano. Agrega que existen actividades en Valparaíso que son absolutamente emblemáticas, como Puerto de Ideas y las Tertulias Porteñas que está realizando CINV y que contribuyen al desarrollo artístico nacional.

Considerando que éste es un programa que se transmite por un canal de la Quinta Región, ¿de qué manera siente que la labor de Ramón Latorre, el CINV y la ciencia que está realizando, contribuye a posicionar a Valparaíso en la esfera cultural y de las ciencias a nivel nacional?

“Soy un fanático del tema regional y creo que grandes valores del arte y la cultura del país, se han generado en regiones. Sería muy importante que puedan surgir emprendimientos como el CINV, que Ramón y su equipo han sabido mantener por años, demostrando que la actividad científica se puede realizar perfectamente desde Valparaíso u otra ciudad distinta a Santiago”. 
“Actualmente las comunicaciones e internet permiten que la información pueda llegar a todas partes sin necesidad de estar encerrado en una metrópoli. Es simplemente una cosa de voluntad, no obstante, el control político es un obstáculo para que esto ocurra”.
“En el caso nuestro, es interesante que un canal de televisión con origen en Viña del Mar tenga una cobertura nacional, con algunas posibilidades de tener influencia a nivel país”. (Por: María Mercedes Barraza C. y Carolina Todorovic. Agencia: Inés Llambías Comunicaciones)
Leer más...

Facebook, un noticiero sospechoso, un nuevo Neuro News en El Mostrador

Facebook fomenta el libre albedrío en cuanto a la información que se publica y distribuye a través de los usuarios y las diversas fuentes informativas generadoras de noticias. Además, los hallazgos de esta investigación sugieren que probablemente el principal motor de la difusión de la información errónea es la polarización de los usuarios sobre narrativas específicas, inducidas por las temáticas que son más populares entre los usuarios.

Desde el surgimiento de las redes sociales y la masificación del internet en todo el globo, la población mundial no solo ha obtenido una mayor facilidad para comunicarse a pesar de las distancias, sino también la divulgación de la información se ha hecho más fácil y casi instantánea, pues basta con solo publicar un video, narrar lo sucedido a través de una publicación o simplemente compartir las noticias que se van subiendo a las diversas plataformas sociales para que rápidamente las noticias “vuelen” y logren masificarse, dependiendo obviamente del impacto que estas generen y de los gustos personales de cada usuario. En este contexto, Facebook ha tomado gran protagonismo debido a que es sin duda la red social con más usuarios en todo el mundo y una de las más usadas a nivel mundial. Entonces, ¿no sería prudente cuestionar la veracidad de la información que circula por esta red social? Esa sería una interesante pregunta que hacerse, más aún cuando no siempre se puede asegurar la legitimidad de las noticias que leemos y que compartimos.

Según lo anterior, investigadores del Laboratorio computacional de ciencias sociales de la Universidad de Pavia (Italia) en colaboración con el Departamento de Física de la Universidad de Boston (EEUU), realizaron un estudio publicado en el año 2017, con el objetivo de recopilar y analizar información obtenida de la interfaz de programación de las aplicaciones de Facebook, centrando su atención en las fuentes de información que se exponen en esta red social, cuidando por supuesto la privacidad de cada usuario.

El estudio se realizó analizando la actividad de 376 millones de usuarios de habla inglesa o anglófonos, en un periodo de 6 años (Enero de 2010 a Diciembre del 2015) por medio de los “likes” y “comentarios” que los usuarios daban a cada noticia, realizando una correlación entre los “likes” y “comentarios” que se hacían en torno a las noticias publicadas por diversas fuentes o páginas de Facebook. Examinaron la actividad de los usuarios a través de los diferentes clusters (agrupación de usuarios relacionados entre sí y pertenecientes a un mismo grupo), midiendo cómo se extienden a través de los medios de comunicación, encontrando que la mayoría de los usuarios permanecen confinados dentro de grupos específicos y su actividad se concentra en un conjunto limitado de páginas.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

 

Leer más...

Una hormona de esta mosca ayudará a entender nuestro reloj biológico

Notable estudio de la Universidad de Valparaíso

John Ewer, investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencia, descubrió cómo ese insecto sabe que es de día o de noche. 

Para que una persona se acostumbre a las doce horas de diferencia que hay entre Tokio y Santiago, tienen que pasar doce días. Ese es el tiempo que demora el reloj biológico central en cambiar el chip para volver a sincronizar a los distintos relojes biológicos que se encuentran en cada uno de los tejidos del cuerpo humano.

Todos los días, explica John Ewer, doctor en Biología de la Universidad de Brandeis en Estados Unidos e investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, el reloj biológico central, que no es más que un grupo de neuronas que se ubica en una zona del cerebro que está sobre el paladar, se encarga de enviar una señal a un determinado órgano para que éste trabaje al máximo mientras el cuerpo está despierto y no mientras duerme. “Imagínese si el hígado estuviera totalmente activo en la noche, sería un caos”, dice el experto en genética y desarrollo del sistema nervioso.

Hasta el momento los científicos sabían que los distintos relojes de los distintos órganos del cuerpo se comunicaban de alguna manera, pero no tenían ni la más mínima idea de quiénes eran los mensajeros de estas famosas señales.

Para acercarse un poco a la repuesta, el doctor Ewer junto a un grupo de investigadores de la Universidad de Würzburg se pusieron a investigar en la mosca del vinagre (Drosophila Melanogaster ) y descubrieron que los mensajeros son dos péptidos (proteínas pequeñas): uno que sale desde el reloj biológico central hacia un grupo de neuronas (Short Neuropeptide F) y otro (Prothoracicotropic Hormone) que emite una segunda señal desde ese grupo de neuronas hasta llegar al reloj de un determinado tejido. En este caso, eligieron el de la glándula protorácica de la mosca, que después de recibir la señal genera un esteroide (hormona) que regula la metamorfosis.

Los resultados se publicaron en la revista “Nature communications”.

-¿Por qué este descubrimiento es tan importante, doctor?

-Lo que pasa es que la diferencia entre los humanos y el resto de los animales es la misma que hay entre los autos y los camiones. Somos distintos por fuera, pero funcionamos de la misma manera. A partir de este descubrimiento se puede investigar por qué existen situaciones en que falla esa comunicación entre relojes. Ahora sabemos que podemos investigar el funcionamiento de los péptidos. Cuando falla la comunicación entre relojes hay consecuencias médicas y conductuales, los órganos funcionan mal y la persona no se siente bien. Los medicamentos funcionan de manera diferente dependiendo de la hora, si sabemos qué mensaje emite la señal, se puede alterar el reloj sin alterar el día o la noche.

-Si todos somos parecidos, ¿por qué eligió la mosca del vinagre y no otro animal?  Tiene bondades experimentales: es fácil de cultivar, demora diez días en tener una nueva generación y tiene cromosomas gigantes. Además, es fácil mirar los cambios en el microscopio y hacer mutaciones genéticas. Los alemanes Lewis, Nüsslein-Volhard y Wieschaus ganaron el Premio Nobel en 1995 por descubrir cómo se produce el desarrollo embrionario en todas las especies y lo hicieron en esta mosca. Morgan también ganó el Nobel el 1933 por hacer el primer mapa genético con la misma mosca.

Aunque no nos guste nos parecemos a la mosca del vinagre.

Lee esta entrevista en LUN

Leer más...

Avances en rescate del Barrio Puerto

Editorial del Mercurio de Valparaíso rescata el aporte de la construcción del nuevo edificio del CINV para la recuperación del Barrio Puerto.

Cierre de negociación del Palacio Subercaseaux y otras propuestas son avances en la restauración del sector. Las diferencias se superaron con la intervención del exalcalde y actual diputado Aldo Cornejo y se llegó a un precio de $ 550 millones que EPV cancelará a la Municipalidad.

Finalmente, se impuso el buen sentido y se llegó a un acuerdo para que la Municipalidad de Valparaíso concrete la anunciada venta del Palacio Subercaseaux a la Empresa Puerto Valparaíso. En el hecho lo que se está transando son las ruinas de la tradicional construcción severamente castigada por la gran explosión que afectó a la calle Serrano. La Municipalidad, bajo la alcaldía de Aldo Cornejo, adquirió ese inmueble y, posteriormente, EPV expresó su interés por ese espacio de valor patrimonial para ubicar allí sus oficinas centrales.

Hubo un acuerdo inicial el cual fue frenado por el alcalde Jorge Sharp, donde incluso afloró un antiguo conflicto entre la estatal EPV y los pescadores que operaban en un sector actualmente ocupado por operaciones portuarias. Aparecía también el tema del precio, cuestión fundamental para la Municipalidad debido a su precaria situación económica.

Las diferencias se superaron con la intervención del exalcalde y actual diputado Cornejo y se llegó a un precio de $ 550 millones que EPV cancelará a la Municipalidad. A la vez, la portuaria entregará a la Municipalidad oficinas en el edificio que será reconstruido. También se anuncian aportes de EPV para la restauración de fachadas en el dañado sector de calle Serrano.

Para el alcalde Jorge Sharp, el acuerdo que abre paso al rescate del edificio, sumado a la construcción del Centro Interdisciplinario de Neurociencia y la restauración del Mercado Puerto, son avances importantes en la recuperación definitiva del Barrio Puerto.

Se agrega a lo anterior la incorporación de Valparaíso en el Plan Piloto de Revitalización de Barrios e Infraestructura Patrimonial Emblemática, que aportaría recursos mediante un acuerdo entre el Banco del Estado y el Banco Interamericano de Desarrollo. Esos fondos, señaló Cornejo, serían invertidos en propuestas de intervención que debe formular el alcalde.

Este aspecto es importante, pues supone una responsabilidad de la autoridad comunal y de su equipo en inversiones de efectivo y permanente impacto para la recuperación y mantención del sector buscando generar condiciones comerciales, habitacionales y de seguridad, dentro del marco de una reconocida calidad patrimonial.

Junto al ánimo positivo que surge del anunciado acuerdo entre la Municipalidad y EPV, a lo que se suman los posibles recursos del señalado Plan Piloto Patrimonial, hay que insistir en la necesidad de financiamiento definitivo para el Centro de Neurociencia y las largamente postergadas obras del Mercado. Ambos aspectos, la investigación y el comercio, si efectivamente se concretan, serán pilares para un rescate efectivo del tradicional y patrimonial Barrio Puerto.

Lee la Editorial en MERCURIO VALPARAÍSO

Leer más...

Depresión en adolescentes: ¿un tema de género o de la edad?

Por Camila Gonzalez Arancibia / CINV

Es muy común pensar que estas actitudes tienen que ver con los cambios hormonales y que, por esta razón, la depresión es más común entre mujeres que en hombres, ya que estas entran a la pubertad antes que los varones; que las niñas son “alaracas” o “andan sensibles”, o que los niños no deben demostrar emociones libremente porque “no es de hombre”.

Según la Organización Mundial de la Salud, Chile es uno de los países que lidera el ranking mundial en depresión, con un 17,5% de la población que padece esta enfermedad, correspondiendo a un 7% a los adolescentes, y es uno de los países en el que la tasa de suicidio de niños y adolescentes no deja de crecer. Es por esto que hoy en día cada vez preocupa más la alta frecuencia con que se observan adolescentes con signos de depresión, o de lleno, atendiendo a constante terapia psicológica cuando deberían estar gozando de los mejores años de sus vidas. Problemas para relacionarse con sus pares, sensación de no ser comprendidos, la presión de los estudios y el rendimiento académico, parecen ser algunas de las razones por las que cada vez se ven más jóvenes sumergiéndose en si mismos sin poder – o saber – comunicarse con los demás para pedir ayuda o simplemente para desahogarse.

Es muy común pensar que estas actitudes tienen que ver con los cambios hormonales y que, por esta razón, la depresión es más común entre mujeres que en hombres, ya que estas entran a la pubertad antes que los varones; que las niñas son “alaracas” o “andan sensibles”, o que los niños no deben demostrar emociones libremente porque “no es de hombre”. Ante esta diferencia, es que un grupo de profesionales de la salud de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, se propuso estudiar si es que efectivamente existe un nexo entre la depresión adolescente y el género, en donde principalmente se enfocaron en ampliar la información sobre cuándo ocurre la aparición de los primeros episodios depresivos durante la adolescencia.

En este estudio, en donde se tomó información de más de 100.000 adolescentes de ambos sexos entre los 12 y 17 años de edad, en donde el 14% de los jóvenes presentaban algún tipo de depresión, la más comúnmente observada era la denominada como “primer episodio depresivo reciente”, la cual se diferencia de la depresión persistente y de la remitida, y esta, a su vez tenía una mayor incidencia en chicas de 15 años, correspondiendo al 13,2% versus 4,4% en los varones, mientras que en estos últimos se hacía más presente a los 17 años de edad, alcanzando el 4,9%. No solo eso, si no que la tendencia entregada por los datos era que las jóvenes de todas las edades estudiadas presentaban siempre más casos de primeros episodios depresivos que los chicos, sin embargo, esta tendía a disminuir al ir creciendo, esto es, hacia los 17 años, mientras que en los chicos se observaba una incidencia de iba aumentando con la edad, pero siempre en una menor cifra comparada con las adolescentes.

Lee el artículo completo en EL MOSTRADOR

Leer más...

Documental científico explica la importancia de la jibia en el avance de la neurociencia en Chile

“Montemar, Laberintos de la Memoria” se estrena hoy, domingo, en TV abierta

La cinta rescata epopeya de la investigación científica nacional: la jibia de la corriente de Humboldt, con testimonios y registros de los últimos 50 años. Bajo la dirección de Gonzalo Argandoña, el documental –impulsado por el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, CINV– se transmitirá a las 19 horas, en el espacio “Vamos a eso”, de UCV Televisión.

“Montemar, Laberintos de la Memoria”, documental que rescata una epopeya de la investigación científica en Chile y que tuvo lugar en la Región de Valparaíso, se estrena por televisión abierta, este domingo 26 de agosto, a las 19 horas, en el espacio “Vamos a eso”, de UCV Televisión.

La cinta revive un hito de la ciencia nacional y mundial, desarrollado por investigadores chilenos del Laboratorio de Fisiología Celular de Montemar–, al utilizar los nervios del calamar gigante: la jibia de la corriente de Humboldt. Sus resultados permitieron lograr avances en el área de la neurociencia, constituyendo además el nacimiento de la biofísica en Chile.

El documental fue producido por el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, CINV, y realizado por Cábala Producciones, bajo la dirección de Gonzalo Argandoña. Contó, además, con el financiamiento de la Iniciativa Científica Milenio del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, con el objetivo de acercar a la sociedad los hallazgos obtenidos en el mítico laboratorio ubicado en el borde costero que une Reñaca y Concón.

Jibia de la corriente de Humboldt

“Venimos siguiendo este proyecto hace más de diez años y hemos utilizado material de archivo de los años ’60 o ‘70. Poder hacer este documental, en este sentido, es una oportunidad para sintetizar 50 años de investigaciones y hallazgos. Por tanto, representa un hito para el rescate de la historia de la ciencia en Chile y es un esfuerzo por derribar la barrera de la ciencia más tradicional con un documental que también toca la memoria, grandes historias de vida y la política”, valora Argandoña.

Para el Dr. Ramón Latorre, Premio Nacional de Ciencias, director del CINV, y uno de los protagonista de la cinta, este documental constituye un importante rescate histórico de la ciencia, que permitirá poner en valor la historia y dar un impulso para revivir el Laboratorio y la innovación en nuestro país. “No existe ningún país desarrollado en el que el conocimiento aplicado no tenga una contrapartida en ciencia básica. Hacer innovación sin la base científica es imposible. Es donde se levanta la capacidad de pensar mejor”.

Para Juan Carlos García, director ejecutivo del CINV, el estreno del documental en televisión abierta es hecho que permite expandir el quehacer científico a la sociedad y potenciar el desarrollo de esta actividad en la Región de Valparaíso y en Chile. “Para nuestro Centro, este estreno constituye un hito en el rescate de la historia, pero también como un símbolo de que, a futuro, la ciencia puede dar un impulso clave para el desarrollo de Valparaíso”.

Impulso a la innovación

En el Laboratorio de Montemar, ubicado en el borde costero de Reñaca, nació la biofísica chilena en la década de los ’60, gracias al trabajo de diez científicos, entre ellos el director del CINV, Dr. Ramón Latorre. De ese lugar, además, surgieron tres Premios Nacionales de Ciencias y dos miembros de la Academia de Ciencia de Estados Unidos.

En Montemar, los investigadores estudiaron el sistema nervioso de la jibia, aprovechando condiciones naturales únicas a nivel mundial, haciendo fisiología celular al más alto nivel. El análisis del cambio de las mareas de la costa y de los axones de la jibia, un calamar gigante, permitieron hallazgos trascendentales y fundacionales para la actividad en nuestro país.

La jibia, de nombre técnico Dosidicus gigas, es el paraíso del neurocientífico moderno. Tiene un axón (la prolongación celular que permite la comunicación entre las neuronas) tan grande que puede llegar a tener un milímetro de diámetro: un gigante al lado de los axones de mamífero, de no más de 20 micrones (0,001 milímetro). Gracias a esas dimensiones, la jibia fue durante años una superestrella internacional, adorada por fisiólogos de todo el mundo.

Trabajo audiovisual

La producción del documental recoge más de diez años de entrevistas y testimonios, y archivos audiovisuales con data de más de 50 años, obtenidos del registro del laboratorio. Gonzalo Argandoña explica que la producción combinó archivos en distintos formatos, desde el Súper 8 hasta la tecnología Full HD, en imágenes aéreas captadas por drones.

“Hay una diversidad de texturas audiovisuales integradas en el relato, sumado a cámaras aéreas y marinas. Esta diversidad de recursos audiovisuales enriquecieron el documental y conforman un relato atractivo”, precisó el realizador, quien destacó el trabajo de un equipo especializado en producción y montaje de largometrajes científicos.

“Este documental integra una mirada de protagonistas que también estuvieron insertos en un contexto social. Sin duda, contamos una historia que constituye una épica de la ciencia en Chile y de la historia reciente de nuestro país. Esperamos contribuir a generar conciencia sobre esta epopeya, que creemos que puede interesar tanto en Chile como a nivel internacional”, concluye Argandoña.

(Por: Luis Francisco Sandoval y Carolina Todorovic. Agencia Inés Llambías Comunicaciones).

Lee la nota original en EL MOSTRADOR

Leer más...